El peso se depreció en la jornada del viernes, pero registró su sexta alza semanal, mientras la Bolsa Mexicana de Valores extendía a cinco semanas una racha de pérdidas en medio de las preocupaciones por la recuperación económica y un aumento de contagios de Covid-19 en Europa.

La moneda mexicana cotizaba en 21.1040 por dólar al cierre de la sesión, con una pérdida del 1.21% frente al precio de referencia de Reuters del jueves, cuando anotó su mejor nivel de cierre desde el 10 de marzo, en 20.8510 unidades.

El peso anotó una ganancia semanal de alrededor de un 0.75 por ciento.

La divisa local no había registrado tantas alzas semanales seguidas desde una racha de nueve semanas con ganancias que anotó entre diciembre de 2018 y enero de 2019.

"Técnicamente se encuentra ya en niveles de sobreventa, lo que indicaría un retroceso en el corto plazo, sin embargo, el exceso de dólares en el mundo y los niveles de tasa mexicana, que aún son atractivos para los inversionistas, han mantenido al peso revaluado en estas semanas", dijo Intercam.

En tanto, el referencial índice S&P/BMV IPC, integrado por las acciones de las 35 firmas más líquidas del mercado, perdió un 0.31%, a 36,017.35 puntos.

La pérdida semanal de la BMV fue de un 0.87 por ciento.

El elevado volumen de 486.9 millones de títulos negociados en la plaza local se debió a que tuvo lugar el llamado "Quadruple Witching Day", con vencimientos de futuros y opciones de índices y acciones.

Entre las acciones que más ganaron en la jornada fueron las de Banco Santander México -casi un 6%-, pese a que a partir del lunes dejarán de pertenecer al índice líder, al igual que los títulos de Regional, como parte de un rebalanceo del indicador que se realiza cada seis meses.