La participación de Empresas ICA (que se encuentra en concurso mercantil) y Aldesem (que junto con Eppcor construyeron el Paso Exprés de Cuernavaca, donde se registró un socavón) en el desarrollo del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) se mantiene sin problemas y si existiera alguno se actuaría en consecuencia, dijo Federico Patiño.

El director de Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) afirmó que las empresas del grupo ICA que participan en los consorcios que tienen a su cargo la construcción de la losa de cimentación del edificio terminal (que implica 7,555.6 millones de pesos) y del mismo edificio (con un costo de 84,823.3 millones de pesos) no son las que entraron al concurso mercantil.

Las que trabajan aquí son filiales que están totalmente capitalizadas, no tienen deuda. Nosotros analizamos la parte técnica y financiera de las propuestas de licitación de las que trabajan con nosotros. Nada más se llaman ICA y por eso tiene el pecado, pero es tan sólida como cualquier otra , explicó.

Sin precipitaciones

En el caso de Aldesem, filial del grupo español Aldesa, el funcionario recordó que forma parte del grupo que debe construir la torre de control del NAICMy que debe esperar los resultados de las investigaciones y auditorías de la Secretaría de la Función Pública (SFP) sobre las causas del socavón en el paso exprés donde perdieron la vida dos personas, antes de tomar alguna decisión.

Patiño dejó en claro que las licitaciones en las que ha participado Aldesem ocurrieron en épocas diferentes y los alcances de los trabajos no están relacionados.

- ¿Si se determina que la empresa que construye la torre de control tiene problemas por otra obra, se voltearía a ver el aeropuerto?

-Es clarísimo. Lo que sí puedo decir es que no vamos a poner en riesgo absolutamente nada. Si después de la auditoría se desprende que tienen problema técnicos, que no tiene la capacidad (...) veremos qué tenemos que hacer. Tenemos que acatar la disposición de la autoridad y estoy esperando a tener la información de la SFP.

Los contratos millonarios

En diciembre del 2016, un consorcio de cinco empresas (cuatro filiales de ICA más Idinsa) ganó la licitación para construir la losa de cimentación del edificio terminal del NAICM con una oferta de 7,555.6 millones de pesos. En ese grupo, Constructora El Cajón tiene una participación de 89% e Idinsa el 10 por ciento. Los trabajos deben terminarse en diciembre del 2018.

ICA también está presente en el grupo que ganó la construcción del edificio terminal del aeropuerto (la obra más costosa: 84,823.3 millones de pesos), con su filial ICA Constructora de Infraestructura, que tiene una participación de 14.28%, que sumó fuerzas con GIA, CICSA, Prodemex, La Peninsular, Acciona y FCC. El edificio debe estar concluido en noviembre del 2020.

Aldesem, junto a su empresa matriz, Aldesa, y Jaguar Ingenieros, ganaron la licitación para construir la torre de control, que implican 1,242.1 millones de pesos y deberá estar finalizado en diciembre del 2018.

[email protected]