El precio del oro al contado cerró septiembre con una caída de 4.28% a 1,885.44 dólares por onza, en lo que fue su peor septiembre desde el 2014.

Lo anterior debido a la fortaleza del dólar estadounidense, pues los inversionistas  se desplazaron al billete verde como activo de refugio.

El tercer trimestre del año para el metal precioso estuvo caracterizado por una alta volatilidad en el precio, pasando de 1,780.66 dólares la onza al 30 de junio, a 1,885.44 dólares este miércoles. Dicho movimiento representó un aumento de 5.88% en el tercer trimestre, con lo que acumula un rendimiento de 24.29% en el 2020.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base, mencionó que “durante septiembre, el dólar  se fortaleció debido a una mayor demanda de esta divisa como activo refugio, lo que causó que en el mes el índice ponderado del dólar aumentara en 1.41 por ciento.

Un fortalecimiento del dólar reduce la demanda por commodities como el oro, pues los hace menos accesibles para inversionistas que tienen otra divisa.

Pese al cierre de septiembre con descenso, la expectativa de los analistas es que el valor del oro retome la tendencia al alza hacia finales del año y supere nuevamente los 2,000 dólares la onza, como lo hizo el 6 de agosto que llegó a 2,072.5 dólares durante la jornada aunque cerró el día en 2,063 dólares. Así, desde su punto máximo del año, el oro se ha desvalorizado 9.03% hasta el precio actual.

Especialistas en metales preciosos esperan que la percepción por riesgo en los mercados financieros siga, derivado del incremento en el número de casos de coronavirus a nivel global.

Si bien, mucho se ha hablado sobre una posible vacuna que podría estar lista para antes de las elecciones de Estados Unidos, esto podría no suceder debido a la ciencia detrás de estos medicamentos, explicaron. Leslie Orozco, analista de Materias Primas en Banorte mantiene una visión positiva del oro, debido a la “ola acomodaticia en la mayoría de los bancos centrales y la fase de recesión económica formal en Estados Unidos, que como hemos observado en las últimas dos recesiones (2001 y 2008), ha impulsado la demanda por el metal precioso”, dijo en un análisis. De acuerdo con las estimaciones de Banorte, el siguiente soporte que buscaría el oro está en 1,800 dólares por onza. Además, “el terreno que servirá de resistencia son los 1,940 dólares”.

“La plata está respetando el apoyo ubicado en 21.70 dólares por onza, si vulnera este nivel corre el riesgo de ampliar el ajuste. El siguiente soporte lo ubicamos en 19.65 dólares. Por otra parte, la resistencia la situamos en los 25.95 dólares la onza, superando este nivel reforzará la apreciación. Desde el 10 de agosto acumula un decremento del 18.39% al cierre de septiembre”, añade el banco regiomontano.

Lejos de su máximo

Durante la sesión de este miércoles, el precio del metal precioso descendió 0.65%, mientras que la plata bajó 4% a 23.21 dólares por onza y el platino subió 1.3% a 895.99 dólares. En tanto, el paladio operó estable en 2,309.20 dólares.

“Parece que después del debate del martes, podría haberse formado una nueva brecha entre los dos partidos y la posibilidad de cualquier tipo de estímulo podría haber disminuido”, dijo Phillip Streible, estratega jefe de mercado de Blue Line Futures en Chicago.

El cobre cerró septiembre en 2.98 dólares la onza, una reducción de 1.89% respecto al mes previo, en el trimestre, tiene un rendimiento de 9.95%, además de que el alza trimestral suma para borrar la caída de inicio de año y con ello obtener un incremento de 6.78% en lo que va del 2020. La plata por su parte, registró su peor mes de año con una caída de 17.75%, y es además su peor septiembre desde el 2011. Aunque por los incrementos de julio y agosto, la plata terminó con un avance de 28.02% en el tercer trimestre del 2020.  Los metales industriales cerraron el trimestre con amplias ganancias, las cuales se dieron durante los primeros dos meses del trimestre y sucedió en gran medida ante los problemas en las cadenas de producción generados por el aumento en el número de casos de coronavirus.

Mineras, con pérdidas

La  volatilidad en los precios de los metales preciosos e industriales también generó que algunas empresas internacionales de la industria minera y de metales registraran pérdidas en las bo lsas de valores donde cotizan.

Tal es el caso de Alcoa, la tercera fabricante de productos de aluminio en el mundo, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, la cual tiene un descenso de 45.75% en el precio de sus acciones en lo que va del 2020. Entre otras mineras, Teck Resources, en Wall Street tiene una caída de 19.43% y sus papeles se venden en 13.92 dólares, además de Royal Gold que desciende marginalmente con 1.11% en el año y sus títulos cotiza en 120.17 dólares en Estados Unidos.

La menos rezagada es BHP Group que baja 0.22% en la Bolsa de Londres a un precio de 1,653 libras por acción.

ariel.mendez@eleconomista.mx