El oro subió más de 2% a su mayor nivel en cerca de una semana impulsado por un dólar más débil, un revés en los rendimientos de los bonos del Tesoro y la noticia de que Berkshire Hathaway, de Warren Buffet, compró una participación en una mina de oro.

El oro al contado ganó 1.9% a 1,981.41 dólares la onza, mientras que los futuros del metal precioso en Estados Unidos subieron 2.5%, a 1,998.70 dólares.

El oro registró la semana pasada su mayor caída desde marzo, ya que los inversionistas reevaluaron posiciones después de que el lingote retrocediera desde un máximo récord de 2,072.50 dólares alcanzado el 7 de agosto.

Otra situación que respaldó al oro fue la depreciación del dólar, lo que hace al lingote más barato para los inversionistas que tienen otras monedas. El billete verde tocó un mínimo de más de una semana al principio del día .

El mercado espera las minutas de la última reunión de política de la Fed, que se conocerán el miércoles, en busca de cualquier indicio de un posible cambio en su orientación en su próxima reunión de política monetaria en septiembre.

Entre otros metales preciosos, la plata subió 3.7%, a 27.37 dólares la onza.