El oro subió el lunes impulsado por la depreciación del dólar, en una sesión de pocas operaciones, debido a un feriado en Estados Unidos y mientras los operadores esperan detalles de la política tributaria del presidente Donald Trump.

La actividad del mercado posiblemente seguirá siendo moderada hasta que una serie de presentaciones de funcionarios de la Reserva Federal entreguen indicios sobre el ritmo de las futuras alzas de tasas de interés esta semana.

El metal dorado es altamente sensible al aumento de las tasas de interés en Estados Unidos ya que, éstos elevan el costo de oportunidad de tener como activo al lingote y al mismo tiempo fomentan una apreciación del dólar, la divisa en la que se negocia el oro.

El oro al contado subió 0.2%, a 1,238 dólares la onza, mientras los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en abril bajaron levemente a 1,238.5 dólares la onza.

El presidente Trump seguirá siendo una fuente clave de inspiración para el mercado. El discurso de Trump en la sesión conjunta en el Capitolio el próximo martes podría ser el próximo foco de atención, considerando que se espera que presente sus ideas de recortes tributarios , dijo Ole Hansen, jefe de Estrategia de Materias Primas de Saxo Bank.

El dólar ha perdido algo de terreno en las últimas semanas, debido a que la euforia que siguió al triunfo electoral de Trump se diluyó por la falta de detalles concretos sobre sus compromisos de recortar impuestos, eliminar regulaciones y aumentar el gasto en infraestructura.

Cinco autoridades de la Fed tienen previsto pronunciar discursos antes del viernes. Además, el gobernador del banco central, Jerome Powell, participará en un evento el miércoles, el mismo día en que se publicarán las minutas de la última reunión de la entidad.