Los precios del metal dorado avanzaban más de 2% el lunes, y tocaron sus niveles más altos desde febrero del 2013, ya que el aumento de los casos de coronavirus en varios países fuera de China agravaba el temor a un impacto en el crecimiento económico global y aumentaba el interés por activos de refugio.

El oro al contado ganaba 1.6%, a 1,669.80 dólares por onza, luego de trepar más temprano a 1,678.58 dólares. Los futuros del oro en Estados Unidos sumaban 1.5%, a 1,672.80 dólares por onza.

Una ola de infecciones fuera de China continental con contagios en Corea del Sur, Italia e Irán desencadenó fuertes caídas en los mercados de valores asiáticos y en Wall Street.

“El oro finalmente estableció un impulso importante. Más reportes de prensa negativos sobre el coronavirus llevarán al lingote a probar un nivel de 1,700 dólares la onza (...) más pronto que tarde”, opinó Jeffrey Halley, analista de OANDA.

Zinc, el más golpeado

Los precios del zinc el lunes tocaron su menor nivel desde junio del 2016, y otros metales industriales también retrocedieron, ante los temores de que una propagación del coronavirus fuera de China golpeará aún más el crecimiento mundial y la demanda del mercado.

“Es una ola de incertidumbre que regresa a los mercados financieros lo que presiona a los precios este lunes. Claramente es un movimiento para salir de los activos de riesgos”, dijo Carsten Menke, analista de Julius Baer en Zurich.

“Con las noticias del fin de semana, parece que los mercados financieros están complicados de nuevo sobre cómo internalizar adecuadamente las implicancias del virus sobre la economía. Creo que necesitamos más tiempo hasta descubrir cómo hacerlo”, agregó el especialista.

El zinc a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres se desplomó 3.3%, a 2,046 dólares la tonelada, mínimo desde junio del 2016. Un alza en los inventarios de zinc también golpeó al metal durante la sesión.

Mientras, los precios del cobre en Londres bajaron 1.3%, a 5,671.50 dólares la tonelada. Además, el plomo retrocedió 0.6%, a 1,820 dólares, y el estaño perdió 0.5%, a 16,550 dólares la tonelada.

Entre otros metales preciosos, el paladio cotizaba plano en 2,703.31 dólares por onza. La plata ganaba 1.4%, a 18.71 dólares por onza, y el platino cedía 0.4%, a 969.41 dólares por onza.