Planeación y análisis, finanzas corporativas y mercados financieros son áreas con oportunidades también para las mujeres que deciden formar familias.

Ingrid Castillo, es actualmente directora del área de Análisis en GBM Grupo Bursátil México y mamá de una pequeña de dos años.

Tiene a su cargo un equipo de 50 analistas cubriendo más de 100 empresas entre México y Brasil. Es responsable, dentro de su empresa, de ofrecer a sus clientes una visión de los mercados para que obtengan los mejores retornos.

En GBM emite recomendaciones basadas en una selección de empresas con ventajas competitivas dentro de su sector, alta generación de efectivo, balance sólido y creación de valor para los accionistas.

Para Ingrid, ser mamá, directiva y analista financiera es un tema de organización. Tengo una niña de dos años y medio, y a partir de que fui mamá

recibí la ayuda de muchas personas, principalmente de mi esposo y familia, ahorita la niña ya va a la escuela, lo que ha hecho más sencillo adaptarnos en los tiempos.

"Al principio, cuando mi bebé era más pequeña, era más complicado, pero poco a poco me he ido organizando; mi hija no sabe que debe de esperar y el trabajo entiende mejor esa parte , explica Ingrid Castillo.

La directora de Análisis considera que el bajo porcentaje de mujeres y mamas que ocupan puestos directivos en México no es un tema de discriminación de género, sino de prioridades.

En su experiencia, lo más complicado de su labor en GBM, incluso más que ser mamá, fue cuando asumió el cargo de directora de Análisis ya que tenía 28 años y atendía a clientes con más de 30 años de experiencia.

En la perspectiva de la analista, 2016 será un año de mucha volatilidad hasta que haya más claridad en el crecimiento de China y de Estados Unidos. Aconseja a mujeres que busquen mejorar sus finanzas; que de sus ingresos siempre destinen una parte al ahorro.

fondos@eleconomista.com.mx