Las acciones de Nike cayeron 6.26% el viernes en Nueva York, después de que el fabricante de ropa y calzado deportivo recortara su guía de ingresos para todo el año fiscal 2022, citando cierres de fábricas y retrasos en los envíos en medio de la pandemia de Covid-19.

La compañía dijo que ahora espera que los ingresos fiscales de 2022 aumenten en un dígito medio con respecto al año anterior en comparación con la guía anterior de un crecimiento bajo de dos dígitos, lo que apunta a vientos en contra de la cadena de suministro para la fabricación y el envío. Se espera que los ingresos del segundo trimestre se mantengan sin cambios en un dígito bajo en comparación con el año anterior.

Vietnam, donde se fabrican la mayoría de los zapatos Nike, ordenó el cierre continuo de las fábricas durante el verano para detener la propagación de las infecciones por Covid-19 que ya le han costado a la compañía 10 semanas de producción, con una reapertura gradual programada para octubre y varios meses para recuperarse hasta la plena producción, dijo el director financiero Matthew Friend en la conferencia telefónica sobre resultados del primer trimestre.

termometro.economico@eleconomista.mx