Las acciones de Netflix subieron 14% en el mercado de Nueva York, después de que anunciara que Walt Disney le otorgó los derechos para distribuir sus películas.

Walt Disney Co. acordó dar a Netflix los derechos de distribución exclusivos para la televisión de sus películas, convirtiéndose en el primer gran estudio que ofrece sus filmes a los telespectadores a través de Netflix en lugar de hacerlo por HBO, Showtime u otros canales premium en Estados Unidos.

El acuerdo comienza en el 2016, después de que expire el actual contrato de Disney con el canal de televisión pagada Starz de Liberty Media, y da a la firma y distribuidora de contenidos en línea, los derechos de reproducir las películas de Disney con actores reales y animadas, incluidas la de Pixar, Marvel y el recientemente adquirido Lucasfilms.

Disney compró el estudio fundado por George Lucas por 4,000 millones de dólares el ?30 de octubre.

Las películas de los estudios Dreamworks de Steven Spielberg no están incluidas en el acuerdo, debido a que ese estudio distribuye sus filmes en televisión a través de Showtime de CBS.

Bajo los términos del acuerdo, Netflix puede reproducir las películas de Disney luego de siete a nueve meses de su estreno en cines, como Starz lo hacía en el acuerdo previo de Disney. El contrato no cubre los arriendos de películas Disney en DVD.

Netflix ha firmado acuerdos con estudios más pequeños, incluidos Relativity Media, The Weinstein Company y Dreamworks Animation.

Las acciones de Netflix ganaron 14.01% a 86.65 dólares por acción en el Nasdaq, con el avance de ayer, en lo que va del año ganan 25.1%, y en los últimos 12 meses 30.6 por ciento.

El consenso del mercado en Wall Street emite una recomendación de mantener para sus acciones y un precio objetivo a 12 meses de 76 dólares por acción, mismo que ya ha sido rebasado.

Los estrenos directo a video de Disney también estarán disponibles en Netflix a partir del 2013.