Nacional Financiera (Nafin) recabó en el mercado local 10,000 millones de pesos con la emisión de certificados bursátiles de desarrollo, bajo tres tramos y con plazos de tres, cinco y 10 años, informó el banco BBVA México, aunque no se aclaró en qué plaza bursátil se realizó la venta de los papeles.

“Los recursos obtenidos serán utilizados para el fortalecimiento de la estrategia de financiamiento de Nafin para este año, que tiene como objetivo atender las necesidades de crecimiento de la cartera de crédito, así como dar continuidad a la estrategia de captación de largo plazo”, detalló la institución bancaria que participó en la colocación de los títulos de deuda.

Destaca esta emisión por el interés que los inversionistas presentaron, ya que los papeles registraron una demanda de 26,094 millones de pesos o 2.6 veces respecto al monto emitido.

Cada tramo de la oferta contó con tasas de interés y periodo de vencimiento distintos. A través del papel a tres años, Nafin recabó 1,385 millones de pesos, con un rédito variable basado en la Tasa de Interés Interbancaria (TIIE) menos nueve puntos base.

Bajo el tramo a cinco años, la banca de desarrollo captó 1,115 millones de pesos, con una tasa de interés variable TIIE menos tres puntos base. Mientras que el bono a 10 años fue por 7,500 millones de pesos, con un rendimiento fijo de 7.35%, teniendo como referencia el MBono (bonos de gobierno) más una sobretasa de 38 puntos base.

S&P Global Ratings asignó la calificación “AAA” a las emisiones de largo plazo que realizó la banca de desarrollo, la cual es la más alta para emisores en el México.

La firma calificadora expuso en su análisis que los recursos obtenidos de las emisiones seguirán respaldando el crecimiento de la cartera de crédito del banco durante este año.

Además, consideró que esta nueva operación no modificará significativamente la estructura de fondeo de Nafin ni su liquidez, toda vez que solo representan 2.1% del total de la base de fondeo a marzo de 2021 y 8.9% del total de la deuda.

“El apoyo explícito que Nacional Financiera recibe del gobierno mexicano brinda flexibilidad de fondeo que se refleja no solo en menores costos, sino también al facilitar su acceso al mercado de deuda en condiciones económicas adversas”, expuso S&P.

judith.santiago@eleconomista.mx