Nacional financiera (Nafin) regreso por segunda vez a los mercados de deuda internacional con la colocación de 10 billones de yenes en el mercado japonés (alrededor de 89.65 millones de dólares) a un plazo de cinco años.

El banco de desarrollo expresó en un comunicado que la transacción se realizó mediante una emisión privada a diversos inversionistas japoneses y la tasa cupón otorgada fue de 0.78 por ciento. El banco colocador que participó en la transacción fue DAIWA .

Detalló que el instrumento obtuvo la calificación de BBB+ por parte de la agencia calificadora Fitch, reflejando la alta calidad crediticia de Nacional Financiera, además contó con la participación de 10 inversionistas japoneses, entre los que destacaron aseguradoras, bancos comerciales y uniones de crédito japoneses.

Éste es el tercer instrumento financiero colocado por Nafin con participación de inversionistas japoneses (los dos primeros son el programa de Certificados de Depósito y el bono verde emitido en el 2015).

Con esta transacción, Nacional Financiera logró un mejor posicionamiento en los mercados internacionales, así como ampliar y diversificar la base de sus inversionistas.

Existe confianza en mercado

La operación es un reflejo de la confianza por parte de inversionistas japoneses hacia México y en particular hacía Nacional Financiera.

Cabe destacar que dicha operación está en línea con el plan anual de financiamiento del 2017 anunciado el pasado mes de enero, en donde se establece la posibilidad de realizar emisiones privadas en diferentes divisas, siempre y cuando se logren alcanzar costos competitivos.

Nacional Financiera es el primer banco de desarrollo mexicano en colocar yenes en los últimos 14 años.

El director general de Nafin, Jacques Rogozinski Schtulman, manifestó que la emisión de 10 billones de yenes colocados en el mercado japonés es un reflejo de la confianza que hay en el país y en la institución de desarrollo, si bien fue poco el monto, fue a una tasa muy baja.

Explicó que la operación no fue porque la institución requiera el dinero, sino para regresar a los mercados internacionales de deuda, además de ampliar la red de captación de divisas que tienen actualmente.

Regresó Nacional Financiera después de 18 años a los mercados internacionales de capital, con la colocación de alrededor de 10 billones de yenes, a una tasa de 0.78% , afirmó el funcionario.

Con esta transacción, Nafin logra un mejor posicionamiento en los mercados internacionales, así como ampliar y diversificar la base de sus inversionistas.