El fundador y director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, vendió 5,000 millones de dólares en acciones del fabricante de vehículos eléctricos, después de hacer una encuesta en Twitter en la que preguntó si debía deshacerse de 10% de sus títulos.

Musk, el hombre más rico del mundo con un patrimonio neto de 300,000 millones de dólares, vendió esta semana 4.5 millones de acciones, según documentos presentados el miércoles ante el regulador del mercado estadounidense (SEC).

Pero los documentos no indican que hubiera actuado en respuesta a la encuesta iniciada el sábado, en la cual 57.9% de los 3.5 millones de votantes respondieron a favor de que vendiera acciones.

El lunes, Musk vendió acciones por 1,100 millones de dólares para resolver obligaciones tributarias luego de que ejerciera una opción de compra accionaria. La venta se inició bajo un plan de canje definido en septiembre, semanas antes de la encuesta.

No quedó claro si el resto de la venta, notificada martes y miércoles, también estaba programada antes de la encuesta en Twitter. En esos días vendió 3.6 millones de acciones por 4,000 millones de dólares.

Musk tuiteó el sábado: "Se ha hablado mucho de que las ganancias no realizadas son una forma de evasión de impuestos, así que propongo vender 10% de mis acciones de Tesla. ¿Apoya usted eso?".

"Acataré el resultado de esta encuesta, cualquiera que sea", agregó en otro tuit luego de plantear la encuesta a sus 63 millones de seguidores.

Para alcanzar la venta de 10% de sus acciones en Tesla, el sudafricano de 50 años deberá vender varios millones más de acciones de las que vendió esta semana. Antes de las ventas poseía más de 170 millones de acciones de Tesla, correspondientes a cerca del 17% de la empresa, según la SEC.

La riqueza de Musk creció con el reciente aumento en el precio de las acciones de Tesla, que pasaron de 130 dólares a inicios de 2020 a 1,222.09 dólares el pasado viernes.

El lunes en la apertura de Wall Street, el título cayó 7.2% tras la encuesta, pero se recuperó el miércoles con un aumento de casi 4 por ciento.

Por esa razón, Musk vendió sus títulos el lunes a un precio significativamente más bajo que si lo hubiera hecho antes de su tuit sobre la encuesta.

Musk lanzó la consulta tras una propuesta de legisladores demócratas en Estados Unidos de gravar fuertemente los grandes capitales a través de sus acciones, que suelen pagar impuestos solo cuando son vendidas.

Pero la intervención de Musk en la discusión sobre la desigualdad de ingresos en Estados Unidos y quién debe pagar por los programas de seguridad social generó fuertes críticas.

"Que el hombre más rico del mundo pague o no sus impuestos no debe depender de una encuesta en Twitter", escribió en esa red social el senador demócrata Ron Wyden.

"Ya es hora de tener un impuesto sobre la renta de los multimillonarios", agregó Wyden, a lo que Musk respondió con un insulto personal.

termometro.economico@eleconomista.mx