El banco de inversión UBS destacó en un reciente estudio que la transformación en el transporte mexicano se dará con la migración de los pasajeros de autobuses a las aerolíneas.

Expuso que el escenario será soportado por el incremento de participación de las llamadas aerolíneas de bajo costo. La estructura permitirá que se comiencen a ofrecer boletos a bajos precio para los potenciales pasajeros, así como un sustancial ahorro del tiempo.

UBS agrega que la democratización del transporte aéreo se apoyará en el modelo de líneas que ofrecen la misma calidad, con precios accesibles y la eficiencia que se puede obtener al transportarse en avión.

Expone que los pasajeros pueden comprar sus boletos bajo condiciones competitivas.

Cita datos del INEGI y de Volaris. De acuerdo con ello, 29 y 43 millones de personas utilizan el servicio de autobuses de lujo y ejecutivos. Si asumimos que 100% de esos pasajeros pudiera migrar a los aviones, el mercado mexicano podría triplicarse. Incluso, basados en nuestro análisis, podemos asumir que 55% de los pasajeros de ejecutivos y de lujo podrían optar por volar .

Destacó que otros elementos que apoyarán el desarrollo del sector será el repunte del Producto Interno Bruto per cápita y las tarifas aéreas.

El incremento en los ingresos reales apoya el poder de compra de las personas y la competencia puede ayudar a que desciendan los precios de los tickets , expone el banco.

Destacó la reforma migratoria que se discute en Estados Unidos y que de aprobarse permitiría a 6 millones de indocumentados viajar a México.

eduardo.huerta@eleconomista.mx