La mezcla mexicana de exportación ha caído 27.71% desde su máximo del año el 23 de abril, cuando cotizaba en 65.51 dólares por barril. Perdió 6.57% por la escalada en la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Desde el viernes 2 de agosto a la fecha el petróleo mexicano perdió 12.88 por ciento.

El miércoles, los precios del petróleo cayeron más de 4.5%, a un mínimo de siete meses, profundizando fuertes pérdidas previas debido al aumento de la tensión comercial entre las dos principales potencias económicas, que afectaba los panoramas para la economía global y la demanda por activos de energía.

Los futuros del crudo referencial internacional Brent bajaron 2.71 dólares, o 4.6%, a 56.23 dólares el barril. Los precios han perdido 24.5% desde que alcanzaron un pico anual en abril. Desde el pasado viernes a la fecha han caído 9.15 por ciento.

Los futuros del West Texas Intermediate estadounidense perdieron 254 dólares, o 4.7%, a 51.09 dólares el barril. Desde su máximo del 23 de abril de este año, el indicador estadounidense ha caído 22.94 por ciento. Desde el viernes ha perdido 8.22 por ciento.

Los precios del Brent cayeron en el comienzo de la sesión debido a la preocupación por el efecto de la guerra comercial en la demanda, y profundizaron sus pérdidas después de que se conocieron datos del gobierno, que mostraron una aumento de 2.4 millones de barriles en las reservas de crudo de Estados Unidos la semana pasada, en lugar de la baja de 2.8 millones de barriles que esperaban analistas.

Siete semanas cayendo

Los inventarios de petróleo en Estados Unidos habían bajado durante siete semanas consecutivas antes del alza de la semana pasada, pero aún estaban aproximadamente 2% sobre el promedio de cinco años para esta época del año, indicó la Administración de Información de Energía de Estados Unidos.

“Las estadísticas fueron una gran decepción para el mercado por la acumulación de crudo y productos (derivados)”, manifestó Andy Lipow, presidente de Lipow Oil Associates.

“El mercado continúa cayendo debido a la preocupación por el crecimiento de la demanda y la idea de que el crecimiento económico puede verse afectado por la guerra comercial”, comentó Gene McGillian, vicepresidente de Investigación de Mercado de Tradition Energy.

La Administración de Información de Energía de Estados Unidos recortó el martes su pronóstico de crecimiento de la demanda mundial de petróleo en el 2019.

[email protected]