En esta primera jornada de abril el petróleo mexicano de exportación concluyó con una ganancia de 1.22 dólares respecto a la sesión del pasado viernes 29 de marzo, para ofertarse en 62.50 dólares el barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

En su análisis técnico, Banco Base detalló que el precio del petróleo finalizó la sesión con amplias ganancias, debido a una mejor expectativa en los fundamentales de oferta y demanda del hidrocarburo.

Lo anterior impulsó al West Texas Intermediate (WTI) y al Brent, principales mezclas de referencia en Estados Unidos y Europa, respectivamente, a cotizar durante la sesión en 61.80 y 69.20 dólares por barril, sus precios más altos en lo que va del año.

Además, agregó que el alza en el precio del crudo se originó a raíz de la publicación del Índice de Gestión de Compras Manufacturero (PMI) en China, el cual se posicionó durante el mes de marzo en 50.5 puntos porcentuales.

Dicha cifra refleja el mayor incremento en el sector manufacturero del gigante asiático, nivel no visto desde 2012, y al mismo tiempo superó las expectativas de expansión, pues el mercado auguraba un registro de 50 puntos.

De igual forma, la promesa de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en reducir la oferta de crudo ayudó a la cotización del hidrocarburo.

Factores como la menor producción de Arabia Saudita, que registró un nivel inferior no visto desde febrero de 2015, y la baja generación de carburante por parte de Venezuela e Irán, debido a las sanciones de Estados Unidos, han ayudado al incremento de los precios.

En ese sentido, Bijan Namdar Zanganeh, ministro de Energía de Irán, declaró en la sesión que la OPEP y sus aliados podrían extender su acuerdo de reducción por más tiempo gracias a los resultados generados.