El petróleo mexicano de exportación retrocedió 16 centavos de dólar este martes con relación a la cotización de ayer, para venderse en 62.82 dólares el barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con Banco Base, a pesar de cotizar con amplias fluctuaciones, las principales mezclas de petróleo cerraron la sesión al alza ante la expectativa de que la oferta global seguirá disminuyendo.

Durante la jornada destacó el cierre de campos petroleros que realizó Irán en la provincia sudoeste de Khuzestan, pues la localidad enfrenta fuertes inundaciones, lo cual podría generar ciertas vulnerabilidades a los pobladores de la región.

Además de los eventos ocurridos en el país del Golfo Pérsico, la cotización del crudo fue presionada a la baja debido a que el mercado augura una desaceleración en el crecimiento económico global, hecho que puede disminuir la demanda por petróleo.

De igual forma, los participantes accionarios del mercado esperan que la producción estadunidense continúe en aumento, motivo por el cual aguardarán a la publicación de los indicadores semanales de la Administración de Información Energética (EIA) de Estados Unidos que se presentará el día de mañana.

Asimismo, pondrán atención en los reportes de los inventarios de Estados Unidos, así como a los indicadores del Instituto Americano del Petróleo (API), pues ambas publicaciones servirán para especular sobre la información que presentará la EIA.

Con este panorama, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) subió 65 centavos de dólar y se ofertó en 64.05 dólares el barril, mientras que el Brent ganó 54 centavos de dólar, para cotizar en 71.72 dólares el tonel, de acuerdo con información de Bursamétrica.