A más de un mes del inicio de la nueva administración, el gobierno hizo una colocación de un bono a 30 años en los mercados internacionales por 1,500 millones de dólares.

En el 2001 se emitió por primera vez un instrumento similar con un rendimiento al vencimiento de 9.02% y la última ocasión fue en marzo del año pasado, con un cupón de pago al término de 4.85 por ciento. La Secretaría de Hacienda destacó que la operación se hizo al costo financiero más bajo en la historia para una referencia a ese plazo, lo que refleja la confianza y buenas expectativas que tienen los inversionistas sobre México.

Ésa es una buena noticia, no sólo porque se reduce el costo financiero, sino porque abre el camino a las empresas privadas para ser aceptadas en los mercados , sostuvo el titular de la SHCP, Luis Videgaray, en entrevista radiofónica. También afirmó que se liberan recursos destinados a pagar deuda para canalizarlos a obras de impacto social.

Hace algunos años, el problema fue que el gobierno se fondeaba a costos muy caros y eso repercutía en las empresas y hoy es una ventaja competitiva , estableció. Hizo ver que se pagará un cupón al vencimiento de 4.19%, lo que implica un diferencial respecto de los Bonos del Tesoro de Estados Unidos de sólo 110 puntos base. La Secretaría de Hacienda manifestó en un comunicado que es el rendimiento y el diferencial más bajo conseguido por cualquier emisor soberano latinoamericano con calificación crediticia BBB en una transacción a 30 años.

Con esta transacción, el bono global con vencimiento en el 2044 alcanzó un monto total en circulación de 4,463.3 millones de dólares, lo que le permitirá contar con amplia liquidez en el mercado secundario, refirió. La operación tuvo una demanda del doble del monto emitido, con una participación de 123 inversionistas institucionales de Estados Unidos, Asia, Europa, Latinoamérica y México.

Ello refleja el amplio interés de los inversionistas internacionales por los instrumentos de deuda del gobierno federal.