El gobierno de México colocó en mercados locales un nuevo bono por 15,000 millones de pesos, que equivale 1,127 millones de dólares, y tiene un vencimiento a 30 años, informó ayer la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En noviembre del 2042 vencerá el bono y paga un cupón de 7.75%, y el rendimiento que recibirán los inversionistas que tuvieron participación en la colocación será de 7.46%, informó la dependencia en un comunicado.

La demanda que tuvo la transacción fue de 39,000 millones de pesos, que equivale a 2.6 veces el monto colocado.

La participación de afores, fondos de pensión y aseguradoras fue de 24%, bancos y casas de Bolsa 51% y fondos de inversión 25 por ciento.

La asignación para inversionistas extranjeros fue de 30 por ciento. Esta operación fue realizada por los formadores de mercado de bonos a tasa nominal fija, entre los cuales Deutsche Bank, JP Morgan y Santander tuvieron una participación destacada.

BONOS A LARGO PLAZO

Este miércoles, los bonos mexicanos seguieron el movimiento del departamento del Tesoro de Estados Unidos y las tasas descendieron debido a las persistentes preocupaciones sobre los problemas financieros de la zona euro.

Durante la jornada operadores atribuían el movimiento a la expectativa de algunos analistas de que pronto habrá un recorte en la tasa de referencia, en un mercado atento a la subasta sindicada de papeles a 30 años.

Por otra parte, la tasa a 20 años, con vencimiento el 29 de mayo del 2031, operó a 7.07%, 0.01 puntos por debajo de su cierre previo, buscando colocarse en niveles de finales de enero.

En Estados Unidos, los rendimientos también descendieron ligeramente, beneficiados por la cautela que generó las preocupaciones sobre la deuda europea, particularmente de España.

Esto favoreció la entrada de flujos a la curva local, que suele mantener una estrecha correlación con sus pares del Tesoro.

En la parte corta de la curva de México, el rendimiento de los Certificados de la Tesorería a un día operó sin cambios frente a su cierre del martes, en 4.30%, esto es, las inversiones a corto plazo que tienen los inversionistas que esperan cambios futuros en las tasas a largo plazo.

[email protected]