Los mercados de México volverán a enfocarse la semana próxima en las cifras y el panorama económico de Estados Unidos, su principal socio comercial, mientras que la crisis fiscal europea seguiría siendo un foco intermitente de cautela y volatilidad.

La inminente llegada del verano (boreal) y la celebración del Mundial de fútbol seguirán ejerciendo un efecto sedante en el movimiento de los mercados, por lo que los analistas apuestan a que los activos mexicanos fluctuarían entre ganancias más leves y una consolidación.

Para los expertos, la brújula para tales movimientos será la economía de Estados Unidos y los datos sobre la industria, el sector vivienda y la actividad en general con la cifra revisada del Producto Interno Bruto (PIB) y la reunión de política monetaria de la Reserva Federal.

"Bienes durables, manufactura sobre todo y PIB son los que pueden mover el mercado y de la Fed esperamos únicamente que mantenga todo sin cambios bajo el mismo escenario de que va seguir sin alzas de tasas por lo menos este año", dijo Mario Copca, analista de divisas de la casa de bolsa vanguardia.

En México también se darán a conocer diversos datos económicos como la balanza comercial y la tasa de desempleo, ambas del mes de mayo.

No obstante, el dato más esperado a juicio de los analistas será el índice de precios al consumidor de la primera quincena de junio.

"Seguramente ya no va a ser deflación, ya vamos a ver datos de inflación aunque moderada (...) pero no afecta las previsiones, ya se encuentra en el rango y no creo que tenga un impacto muy importante", agregó Copca.

Lo que puede suceder

Con el mercado accionario: "Vamos a tener cosas importantes en Estados Unidos, los últimos cinco días hemos tenido muy tranquilo el tema de los mercados, principalmente los volúmenes. Es probable que sigamos viendo esta tendencia", dijo Adolfo Lázaro, analista de Bulltick Capital Markets.

"Serán cuatro días empezando por el martes muy importantes en Estados Unidos. Fuera de eso podríamos ver algo de volatilidad siguiendo la situación en Europa. Pero creemos que se mantendrá con tendencia alcista", agregó Lázaro.

El rango de operación del IPC estaría entre 32,500 y 33,000 puntos.

Con el mercado de cambios: "El volumen empieza a escasear y en la próxima semana podríamos ver que esto se acentúa. Me parece que vamos a ver afectación por ese lado", dijo Luis Flores, economista del grupo financiero Ixe.

"Vamos a ver rangos amplios de operación sobre una banda un tanto estable. El área que vamos a cubrir podría ser tan amplia como del 12.65 en la parte alta y abajo hasta el 12.40 ó 12.45, que es donde lo vamos a ver operando, pero muy sujeto a la evolución de la crisis europea", agregó.

Con el mercado de deuda y Cetes: "La subasta de Cetes esperamos que salga estable sobre todo porque ya tenían descontado que no habría alza en las tasas del banco central (...) ya no habrá bajas adicionales", dijo un operador de mesa de dinero.

"Creo que en los bonos se podrían ver bajas de como 3 puntos básicos", agregó.

El Cete referencial de 28 días estaría en 4.60%, el de 91 días en 4.65% y el de 181 días, en 4.72 por ciento. Para el bono de 5 años la tasa se ubicaría en 6.22% y el Udibono de 10 años, en 2.77 por ciento.

apr