Ante la volatilidad que se percibe en los precios internacionales del petróleo y en el tipo de cambio a lo largo de este año, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador decidió continuar con la contratación de las coberturas petroleras.

Dichas coberturas serían las primeras de su gobierno y ayudarán a blindar las finanzas públicas del país. Se contrataron bajo un precio promedio de 55 dólares el barril de petróleo, tal como se fijó en el Paquete Económico del 2019.

De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con las coberturas petroleras, el nuevo gobierno podría asegurar los ingresos que percibe por la venta petrolera en el extranjero, los cuales estima que sean por 942,517.6 millones de pesos.

La compra de las coberturas de este año se realizó bajo la vía de ventas tipo put, las cuales son cotizadas en los mercados financieros internacionales y representaron un costo por 23,489 millones de pesos. Además, se utilizaron recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios.

Lo anterior representa una de las coberturas más caras que haya pagado el gobierno, pues en el 2018, si bien no se dio un costo oficial por parte de Hacienda, Luis Madrazo, quien fue economista en jefe de la dependencia, dijo que las coberturas del año pasado fueron por 24,134 millones de pesos.

La Secretaría de Hacienda, que está al mando de Carlos Urzúa, indicó que los detalles de la contratación de piso vía put no se pueden dar a conocer debido a que podrían dificultar la ejecución y aumentar el costo de programas futuros.

Dieciocho años de coberturas

Desde el 2001, el gobierno mexicano ha contratado coberturas petroleras, las cuales funcionan como un seguro, en donde lo que se cubre es el precio del petróleo; si el precio es menor a lo que se estableció en el contrato, el gobierno recibe dinero, pero si el precio es mayor a lo que se cubrió en el contrato, no se activan.

Es decir, si al cierre del 2019, el precio promedio de la mezcla mexicana se ubica por debajo de  55 dólares el barril de crudo, las coberturas se activan y el gobierno recibe dinero.

Según cálculos del Centro de Estudios sobre las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, del 2001 al 2017, las coberturas petroleras han representado un costo por 156,784 millones de pesos; pero se han obtenido recursos por 225,603 millones de pesos, por lo que ha sido una inversión redituable.

En la historia de las coberturas petroleras en el país, sólo se han activado en tres ocasiones: en el 2009, se obtuvieron 64,353 millones de pesos; en el 2015 se recibieron 107,512 millones de pesos y en el 2016, 53,738 millones de pesos. Es decir, el gobierno federal recibió más dinero por contratar las coberturas petroleras de lo que pagó.

Desde el 2018, el gobierno federal ha sido hermético en los detalles de la contratación de las coberturas petroleras, pues en ocasiones anteriores daba información sobre: volumen de barriles cubiertos, precio pactado y el costo de las coberturas.

[email protected]