La última corrección de Gamesa en Bolsa, que cayó un 8% entre el 30 de noviembre y el 19 de diciembre, ha sido considerada como una oportunidad de compra por parte de algunos de las grandes gestoras internacionales.

En las últimas tres semanas, Oz Master Funds, JP Morgan o Alkenhan comprado voluminosos paquetes de títulos de la compañía, que vuelve a recuperar el pulso en Bolsa.

La compañía ha acumulado hoy dos subidas consecutivas (esté miércoles ha ganado un 2.03% y ha sido el mejor valor del Ibex 35) por primera vez en el mes de diciembre y sale del bache bursátil que la había llevado hasta el nivel más bajo desde el pasado mes de julio por debajo incluso de los 18 euros por acción.

Un nivel al que los fondos han revolucionado el capital con mayoría de operaciones de compra apostando por la reacción de Gamesa (que acaba de firmar en México el primer contrato de suministro de su nuevo aerogenerador G132-3.465 MW) en Bolsa.

OZ Master ha realizado el movimiento comprador más significativo superando el 3% del capital del grupo, mientras que JP Morgan y Alken han comprado paquetes de más de medio millón de títulos cada uno.

En sentido contrario se ha movido Norges Bank, uno de los accionistas significativos del grupo, que ha reducido ligeramente su participación desde el 3.35% hasta el 3.20 por ciento.

La agitación en el capital de Gamesa se produce después de que el pasado día 7 de diciembre la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) eximiera a Siemens de la obligación de lanzar una OPA sobre el grupo español.

Tras la fusión de Gamesa y Siemens Wind, la filial eólica de Siemens, el grupo alemán controlará el 59% de la nueva empresa.

Los analistas (15 recomiendan comprar frente a los que se decantan por vender) creen que Gamesa es una de las empresas con más potencial alcista del Ibex 35, con un precio objetivo medio de 22.5 euros por acción, lo que supone un potencial alcista del 20% desde los niveles actuales.

estrategias@eleconomista.mx