El grupo estadounidense de defensa, Lockheed Martin, fabricante de los aviones de combate F-35, elevó el martes sus previsiones anuales superar las expectativas de resultados en el primer trimestre.

El beneficio neto subió 46.6% a 1,200 millones de dólares en los tres primeros meses del año y el volumen de negocios creció 3.8% a 11,640 millones de dólares superando la previsión de 11,280 millones.

Los ingresos de la división aeronáutica, que representan el 37.8% de los negocios totales, creció 6.7% a 4.400 millones de dólares. Esa división fabrica el avión F-35; uno de los programas militares mas caros de la historia con un costo total de 400,000 millones de dólares para el Pentágono.

Las ventas de su división de misiles subieron 8.3% a 1,700 millones de dólares. La rama dedicada a actividades espaciales bajó sus ventas 3.3% a 2,300 millones de dólares.

Alentada por las promeses del presidente Donald Trump de aumentar el gasto militar, la compañía elevó sus previsiones de resultados.

Proveedor del Pentágono, el grupo espera ahora ventas anuales de entre 50,350 y 51,850 millones de dólares. Antes era de entre 50,000 y 51,500 millones de dólares

La revisión de objetivos ocurre pocos después que el Pentágono se encaminó a suspender la recepción de F-35 debido a un diferendo contractual con la empresa.

erp