El oro se disparó hasta 1,610.17 dólares por onza, un alza de 2.44%, tras darse a conocer el ataque del Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica de Irán con 13 misiles balísticos a las bases Ayn al Asad y Erbil en Irak, usadas por tropas estadounidenses, alrededor de las 5:30 de la tarde de la Ciudad de México.

“Tanto el oro como el petróleo van a tener un alza muy importante, que en este momento ya se está reflejando en los futuros que operan en el mercado asiático, el oro ya está cotizando por encima de los 1,600 dólares por onza”, dijo Guillermo Delgado, director de Operaciones de la firma de asesoría de inversiones Black Wallstreet Capital, cerca del cierre de esta edición.

Hacia las 8 de la noche, hora local, el oro se ubicó en 1,593.41 dólares por onza, según datos de Reuters.

El estratega comentó que a medida que el conflicto vaya escalando, al ser el oro un activo de refugio, se seguirá moviendo al alza. Asimismo, señaló que los años previos habían sido de consolidación para el metal precioso.

El martes Irán atacó una base área estratégica de las fuerzas de Estados Unidos, como represalia contra dicho país por el asesinato ocurrido a finales de la semana pasada del general Qasem Soleimani.

La muerte del líder militar iraní había aumentado el apetito por activos de refugio como el oro y el petróleo, no obstante, las ganancias habían comenzado a moderarse en las últimas dos sesiones.

Entre el 2 y el 7 de enero, previo al ataque, el oro subió 2.81%, a 1,571.79 dólares por onza, según  Reuters.

Sobresalto

El mercado no esperaba que ocurriera un conflicto armado mayor entre estos dos países, comentó Ana Azuara, analista de Commodities de Banco Base, previo al incidente del martes. Esto explicaba por qué el alza en la cotización del metal precioso había sido menor en las últimas dos jornadas.

La especialista, que no descartaba algún cambio de escenario, indicaba que sin este factor, la cotización del oro rondaría 1,588 dólares por onza, que era el máximo que había tocado la sesión del lunes.

Hacia adelante, además del conflicto bélico en Medio Oriente, otros factores también podrían impulsar aún más la cotización, dijo en entrevista la especialista de Banco Base.

El proceso del Brexit, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que si bien se logró un acuerdo fase 1 no hay mayores noticias en torno a ello, las elecciones presidenciales en Estados Unidos, entre otros, serían los temas que podrían desencadenar un aumento en la cotización del metal precioso, indicó Azuara.

“Yo creo que en el año va a haber todavía más incertidumbre y escenarios que podrían causar que el precio del oro se incremente un poco más”, reiteró la especialista.

[email protected]