Los ingresos del primer trimestre del año esperados para dos de las tres firmas de aeropuertos que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, (BMV) serán de dos dígitos.

Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) y del Centro Norte (Oma) mostrarían crecimientos de dos dígitos, entre 24 y 26%; mientras que los del Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) se espera que estén dentro de un rango de 9 a 14 por ciento, destacan los analistas del mercado.

Lo anterior, bajo un escenario de un mayor ingreso promedio por pasajero, que compensará la disminución en el tráfico de pasajeros del primer trimestre del año, después del impacto del año pasado que representó la salida de Mexicana de Aviación del mercado, coinciden analistas consultados.

A nivel de utilidad neta los avances esperados para Asur y Oma son marginales, de 4 y 0.9%, respectivamente, mientras que la de GAP se precipitaría más de 40 por ciento, exponen.

Para el resto del año, analistas de banco Santander consideran que los principales riesgos asociados a los grupos aeroportuarios incluyen una recuperación del Producto Interno Bruto (PIB) más débil a la esperada.

Lo anterior podría afectar negativamente el tráfico aéreo en las terminales y la consolidación de la industria ante una reducción de vuelos y frecuencias, por la salida de varias líneas aéreas.

Además de desastres naturales o actos terroristas y la volatilidad en los precios del petróleo que podían afectar el precio de la turbosina y repercutir negativamente las operaciones de las aerolíneas.

Asimismo, los especialistas prevén que las tendencias en el tráfico de pasajeros continuarán negativas en el corto plazo.

Lo anterior lo atribuyen principalmente a las implicaciones negativas causadas por el cese de Mexicana y también al efecto negativo que los mayores precios del combustible tengan en las tarifas aéreas.

Mayor ingreso promedio por pasajero compensará la disminución en el tráfico: analistas

En el primer trimestre

Cae tráfico de pasajeros

En cuanto al tráfico total de pasajeros, los tres grupos presentaron caídas por diversos factores como el del efecto calendario por la Semana Santa que este año tuvo lugar en abril y no en marzo como en el 2010, la inseguridad, la apreciación del peso frente al dólar e incluso por la salida de operaciones de Grupo Mexicana de Aviación.

Oma registró la mayor baja en el tráfico total de pasajeros en el primer trimestre del año, cuyo descenso fue de 3.7%, de 2.5% para GAP y de 1.3% de Asur.

En términos anuales, la caída en el número total de pasajeros nacionales e internaciones fue liderado por Oma con 7.2%, GAP con 5.1% y 2.3% de Asur.

Sobre el grupo Centro-Norte, Rogelio Urrutia, analista de Santander, observó que la disminución en el tráfico es atribuible a preocupaciones en torno de la seguridad en ciertos destinos que afectaron el interés de spring brakers de visitar México y se reflejó en bajas en el tráfico internacional en destinos como Acapulco de 50.8% y de 18.3% en Mazatlán.

[email protected]