La Bolsa de Tokio caía un poco más de 3% siguiendo la estela de Wall Street el viernes y por miedo a una política monetaria más restrictiva de la Reserva Federal estadounidense (Fed) debido a la alta inflación.

El índice insignia Nikkei, que se estancó la semana pasada, cedía 3.01% pasadas las 00:30 horas GMT, y el índice ampliado Topix retrocedía 2.44 por ciento.

La Bolsa de Nueva York cayó el viernes debido a la preocupación de los inversionistas, que temen que la Fed se dirija progresivamente hacia una política monetaria más restrictiva.

"El mercado de Tokio está atrapado en una tormenta debido a la caída de las acciones estadounidenses", resumió Okasan Online Securities en una nota.

Por el momento la Fed prevé subir las tasas en 2023, pero podría hacerlo el año que viene si la inflación estadounidense continúa siendo alta para entonces, estimó el viernes el presidente de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard.

Estas declaraciones de Bullard, quien será un miembro con derecho a voto del comité de política monetaria de la Fed el año que viene, echaron más leña al fuego.

kg