La Agencia internacional de Energía (AIE) pronosticó este miércoles una caída histórica de la demanda de petróleo en 2020, de -9.3 millones de barriles por día (mbd), debido a la parálisis económica mundial generada por la pandemia de coronavirus Covid-19.

Esta caída "histórica" hará que el consumo mundial vuelva a su nivel de 2012, hasta los 90.6 millones de barriles por día, según los cálculos de la agencia con sede en París.

Sólo en abril, la AIE predice una caída de la demanda de 29 millones de barriles por día en comparación con 2019, unas cifras inéditas en un cuarto de siglo. El consumo debería disminuir otros 26 millones de barriles por día interanuales en mayo, y 15 millones de barriles por día en junio.

La agencia prevé una recuperación en el segundo semestre del año, gracias a las medidas adoptadas para frenar la pandemia y apoyar la economía, pero el retorno a una demanda normal será "progresiva".

En diciembre se prevé que el consumo siga siendo en promedio 2.7 millones de barriles por día inferior a las cifras de 2019.

La economía mundial sufre una presión de un nivel desconocido desde la Gran Depresión de los años 30", apuntó la AIE.

Ante el desplome de los precios del petróleo, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus principales socios, reunidos en la Opep+, acordaron el domingo una reducción de 9.7 millones de barriles por día en mayo y junio, mientras que los países del G20 prometieron una mayor cooperación.

Estas medidas "no reequilibrarán el mercado inmediatamente", pero son "un sólido primer paso", que la AIE acogió favorablemente.

Como resultado del acuerdo Opep+, se espera que la producción mundial de crudo se reduzca en 12 millones de barriles al día en mayo, una caída récord, según las estimaciones de la AIE. Esto ayudará a limitar un poco el exceso de oferta.

erp