LIV Capital, el fondo de capital privado en México, eligió a NASDAQ para hacer su Oferta Pública Inicial (OPI) y debutar como una Empresa de Adquisición con Propósito Especial (Special Purpose Acquisition Company o SPAC).

El fondo de capital privado es accionista mayoritario de Central de Corretajes, una firma financiera controladora de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA).

En su debut, LIV recaudó 70 millones de dólares con la venta de 7 millones de títulos a 10 dólares cada uno. Originalmente, estimaba levantar 60 millones. LIV dice que usará los recursos de la OPI para seguir financiando empresas en México que tienen potencial de crecimiento, dentro de diversos sectores.

“Queremos centrarnos en empresas mexicanas (o no mexicanas con una presencia significativa en México). Sin embargo, no estamos limitados a compañías en esta área geográfica”, expone el documento presentado al regulador del mercado de valores de EU (SEC).

Desde su fundación en el 2000, LIV Capital ha recaudado seis fondos por un total de 375 millones de dólares comprometidos para invertir en empresas en etapa de crecimiento.

Con los recursos de un Certificado de Capital de Desarrollo (CKD o fondo IV) inyectó 1,000 millones de pesos a Cencor (que a su vez destinó al proyecto Biva). LIV Capital invirtió en Wobi, que hace contenido empresarial y en Grupo Proa, propietaria de laboratorios clínicos como El Chopo, entre otras. Recientemente, vendió su participación accionaria en Linio, la plataforma de comercio electrónico en Latinoamérica.

LIV considera que hay “una gran oportunidad para concentrarse en empresas mexicanas en etapa de crecimiento que tienen acceso limitado al crédito u otras fuentes de capital”.

Al listarse como un SPAC, LIV tendrá 21 meses a partir del cierre de la OPI para consumar una inversión, ya que inicia sin historial de operaciones. El 11 de diciembre empezó a cotizar con el símbolo LIVKU. La negociación de sus acciones en el NASDAQ se ha mantenido sin variación, a 10.01 dólares.

judith.santiago@eleconomista.mx