El conglomerado estadounidense de moda y belleza L Brands decidió separar el negocio de Victoria's Secret y sacarla a Bolsa, menos de un año después de que fracasara su plan de excluirla de cotización, según informó este martes la empresa en un comunicado.

Aunque la forma de separar el negocio de Victoria's Secret del de Bath & Body Works es una escisión, formalmente se producirá un 'split'.

Tras la operación, los actuales accionistas de L Brands tendrán participaciones en ambas empresas que cotizarán en Bolsa. "Esta escisión permitirá a cada compañía maximizar el foco de la dirección y tener la flexibilidad financiera para prosperar en un entorno comercial en evolución, así como lograr crecimiento rentable", subrayó L Brands.

Victoria's Secret aglutinará el negocio principal de lencería femenina, la marca PINK y todos los productos de higiene y belleza que se comercializan bajo la marca de Victoria's Secret.

"En los últimos diez meses hemos logrado un progreso significativo en dar la vuelta al negocio de Victoria's Secret, implementado iniciativas de marketing y productos para lograr crecimiento, así como ejecutando una serie de acciones de reducción de costes que, en conjunto, han incrementado de forma dramática la rentabilidad", explicó la presidenta de L Brands, Sarah Nash.

De esta forma, tras la operación corporativa, el actual director ejecutivo de L Brands, Andrew Meslow, ocupará dicho cargo en Bath & Body Works, mientras que Martin Waters, director general de la firma de lencería, será su máximo responsable tras su escisión y salida a Bolsa.

La escisión se completará en agosto de 2021. Cada accionista de L Brands recibirá una parte proporcional del capital social de Victoria's Secret. L Brands ha insistido en que una operación de este tipo está exenta de impuestos según la legislación de Estados Unidos.

En febrero de 2020, el fondo Sycamore Partners acordó con L Brands comprar el 55% de Victoria's Secret por 525 millones de dólares. Esta operación implicaba escindir la empresa y excluirla de Bolsa.

Sin embargo, la crisis generada por el Covid-19 hizo que el fondo se retirara de la operación en abril.