Jamie Dimon, consejero delegado de JPMorgan, considera que sería "una pésima opción" para Reino Unido que la mayoría de los británicos votara a favor del Brexit en el referéndum que tendrá lugar el próximo 23 de junio para decidir si el país se mantiene dentro de la Unión Europea.

El CEO de JPMorgan ha señalado que él ni puede ni va a decirle "al pueblo británico qué debe votar", pero se ha mostrado abiertamente contrario al Brexit y ha advertido de que la salida de Reino Unido de la UE provocaría que JPMorgan recortara miles de puestos de trabajo en el país.

"Creo que sería un pésimo negocio para la economía británica y el empleo. No sé si esto significa 1,000 puestos de trabajo, 2.000 puestos de trabajo o hasta 4,000 puestos de trabajo. Y serían puestos de trabajo en todo reino Unido. No quiero que se preocupen por esto, pero cuando vayan a votar, deberían pensar en estas cosas", ha señalado el directivo de JPMorgan.

Dimon ha anticipado que el Brexit implicará cambios en las leyes que regulan el funcionamiento del sistema financiero dentro de la Unión Europea.

"Actualmente podemos dar servicio a las compañías de la UE libremente, con sistemas, tecnología, investigación, banca de inversión, servicios de banca y trading. Después del Brexit, no podremos hacer todo eso aquí y tenemos que empezar a planificar todo esto", ha explicado.

fondos@eleconomista.com.mx