El alto nivel de las tasas de interés gubernamentales y el buen desempeño del mercado accionario en Estados Unidos mermaron la entrada de inversión foránea a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), de acuerdo con analistas consultados.

Datos del Banco de México reflejan que la entrada de inversión por parte de extranjeros a la BMV fue positiva en los primeros seis meses del año,pero  ha desacelerado.

Al 30 de junio, la entrada de flujos totalizó 2,564 millones de dólares, una desaceleración de 0.60% comparado con 2,580 millones de dólares reportados en los primeros seis meses del 2018.

Mientras que el saldo, es decir, el acumulado de la inversión que realizan los inversionistas extranjeros en el mercado mexicano, totalizó en 145,776 millones de dólares, un retroceso de 1.55% comparado con 148,071.8 millones de dólares reflejados en el primer mes del 2019.

Gerardo Copca, director de MetAnálisis, enlistó tres factores que afectan al mercado local. Por un lado, destacó la incertidumbre, sobre todo por el entorno económico.

“Segundo, las mejores expectativas en los mercados estadounidenses, creo han favorecido mucho que los inversionistas tiendan a irse a ese mercado”, explicó.

En dicho periodo, los principales indicadores accionarios estadounidenses presentaron un repunte en hasta 3.79% por parte del S&P 500, 3.58% por parte del NASDAQ Compuesto y un aumento de 2.59% del Dow Jones.

Gana la incertidumbre

El entrevistado añadió que las tasas de interés en México, en el mercado de renta fija, han llamado más la atención de los inversionistas por ser más seguras con un premio más alto.

“Mientras está toda la incertidumbre en el país, preferimos estar ganando una buena tasa de interés en México; son los tres factores que han generado que se haya reducido esa entrada de flujos”, precisó.

Actualmente, la tasa referencial del Banxico se ubica en 8.25%; mientras que la tasa de Estados Unidos se presenta en un rango de entre 2.25 y 2.50%, otorgando un spread de 575 puntos base, lo que resulta ser más atractivo para los inversionistas, de acuerdo con el estratega.

De manera desagregada, la entrada de flujos por parte de inversionistas extranjeros a enero reportó un decrecimiento de 29.35%, a 518.40 millones de dólares, comparado con 733.80 millones del mismo periodo del año pasado. Particularmente, febrero fue el mes con mayor entrada de flujos al totalizar 1,028.1 millones de dólares; sin embargo, la tendencia comenzó a decrecer. En el tercer mes del año, la inversión de extranjeros representó un monto de 616.80 millones de dólares.

En abril, la entrada comenzó a reflejar una tendencia decreciente totalizando en 300.1 millones de dólares, pasando a 92.7 millones para mayo, esto fue 89.23% menos que lo ingresado en el mismo mes del año pasado.

Armando Rodríguez, gerente de Análisis Bursátil en Signum Research, mencionó que dicho comportamiento está vinculado al desempeño que se ha presentado en el principal indicador accionario de la BMV, el S&P/BMV IPC.

“Justamente en los últimos meses ha mostrado un relativo estancamiento, gran parte de estos capitales se ha dirigido al mercado de deuda; se ha vuelto más atractivo respecto de capitales”, aseveró.

Tan sólo en el segundo trimestre del año, el IPC  acumuló un retroceso de 0.28%, para ubicarse en 43,161.17 unidades.

Rodríguez recordó que, desde la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en octubre del 2018, la confianza de los inversionistas cayó, por lo que, dijo, será necesario esperar al mediano plazo.

Uno de los catalizadores que incentivaría invertir en el mercado accionario local, de acuerdo con los especialistas, es que se desarrolle un programa que hable más en torno a la economía o en su defecto el cumplimiento de un positivo crecimiento económico.