Washington - Los inventarios de los mayoristas estadounidenses sufrieron en junio su mayor caída desde septiembre del año pasado, ante la baja más fuerte en el valor de las reservas de petróleo en más de tres años y medio, mostró un informe del Gobierno.

Los inventarios sufrieron una baja de 0.2% y alcanzaron un valor de 481,900 millones de dólares tras haber permanecido estables en mayo, según cifras revisadas.

Los economistas consultados por Reuters esperaban un alza de 0.3% desde el incremento de 0.3% reportado inicialmente para mayo.

Los inventarios son un componente clave de los cambios en el Producto Interno Bruto. Un alza de los inventarios sumó cerca de un tercio de punto porcentual al PIB del segundo trimestre, apoyo que podría perderse en el trimestre actual a medida que la débil demanda interna lleva a las empresas a reducir sus inventarios.

La economía creció a una tasa de 1.5% anual en el segundo trimestre. En junio, el valor de los inventarios de petróleo se desplomó 8.7%, la mayor baja desde octubre del 2008, en parte reflejando los menores precios del petróleo.

Fuera del petróleo, los inventarios de autos disminuyeron 0.7% en junio, mientras que los de los metales bajaron 0.9% y los de muebles 0.7 por ciento.

Las ventas, en tanto, cayeron 1.4% en junio, desafiando las previsiones del mercado de un alza de 0.1% y en su descenso más pronunciado desde marzo del 2009.

A este ritmo de ventas, llevaría 1.20 meses agotar los actuales inventarios, un máximo desde diciembre del 2009 y un alza respecto de los 1.18 meses de mayo.

Rob