Los inventarios de petróleo en Estados Unidos cayeron la semana pasada con más fuerza de lo esperado, pese a un modesto aumento de las importaciones de crudo, mientras que las reservas de productos refinados estuvieron mixtas por el alza en las tasas de refinación, mostraron el miércoles datos del Gobierno.

Las existencias de crudo bajaron 3.7 millones de barriles, a 366.16 millones en la semana al 10 de agosto, frente a la previsión del mercado de una baja de 1.7 millones de barriles, dijo el informe de la Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés).

La utilización de refinerías se mantuvo sin cambios a 92.6% de la capacidad, mostraron datos de la EIA.

Analistas previeron un descenso de 0.3 puntos porcentuales. Las importaciones de crudo aumentaron 90,000 barriles por día (bpd) a 8.68 millones de bpd.

El declive de los inventarios de petróleo reportado por la EIA vino después de que el grupo industrial Instituto Americano del Petróleo mostró el martes que las existencias de crudo subieron 2.8 millones de barriles la semana pasada.

Los inventarios de gasolina retrocedieron 2.37 millones de barriles, a 203.7 millones, con respecto a las proyecciones de una caída de 1.5 millones.

Las reservas de destilados, que incluyen combustible para calefacción y diesel, subieron 677,000 barriles, a 124.22 millones. El mercado esperaba una baja de 200,000 barriles.

Los inventarios de crudo en Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los futuros de crudo estadounidense, subieron 899,000 barriles, a 45.2 millones de barriles.

Phil Flynn, analista de Price Futures Group, en Chicago, dijo que "los datos de la EIA reflejan una mezcla de todos los problemas con los que la industria petrolera estadounidense tuvo que lidiar la semana pasada, el mal clima en algunas partes del Golfo de México y la interrupción en las actividades en algunas grandes refinerías".

"El reporte está mayormente en línea con las expectativas y tiene más sentido frente a lo que reportó el API el martes", agregó.

Los futuros del petróleo Brent ampliaban ganancias y el de crudo en Estados Unidos pasaba a terreno positivo tras el reporte de EIA.

Rob