El grupo textil Inditex presenta mañana los resultados correspondientes a su tercer trimestre del ejercicio fiscal (cerrado el pasado 31 de octubre), en los cuales los analistas prevén que se mantenga el buen ritmo alcanzando en los dos trimestres anteriores, cuando el grupo controlado por Amancio Ortega logró un beneficio de 1,166 millones de euros, un 26% más que en el mismo periodo del año anterior, y unas ventas de 9,421 millones de euros, un 17% más.

Según analistas consultados por Reuters, el dueño de Zara registrará un aumento del 15.6% de su facturación, lo que supondría un ligero descenso del crecimiento en el tercer trimestre, frente a las subidas de más del 16% registrado en los dos primeros trimestres.

Por su parte, los analistas de Renta 4 cifran el beneficio neto de la compañía es 2,912 millones, frente a los 2,501 millones del mismo periodo de 2014. "Los resultados deberían mostrar la favorable evolución comercial de los últimos trimestres, que se verá impulsada de forma significativa por la depreciación del Euro por segundo trimestre desde 2012", aseguran desde la firma que estiman un crecimiento del Ebitda en los nueve primeros meses del ejercicio 2015 en 4,749 millones de dólares, es decir, un 16% más.

La presentación de resultados del tercer trimestre coincidirá con un gran momento de la cotización de Inditex en Bolsa. La compañía española es ya el cuarto valor más valioso de las compañías de la Eurozona, después de Total, Unilever y Anheuser-Bush, con una capitalización de 101,431 millones de euros, tras registrar una revalorización en el año de más del 37 por ciento. A comienzos de año, Inditex era la décima más valiosa en Europa. Hoy, las acciones de Inditex han cerrado a 32.545 euros, un 1.12% menos.

[email protected]