La actividad fabril en la zona norte de la Costa Este de Estados Unidos se aceleró en diciembre desde una fuerte caída en el mes anterior, gracias al repunte de los nuevos pedidos.

La Reserva Federal de Filadelfia dijo el jueves que su índice de actividad empresarial subió a 8.1 en diciembre desde la medición de -10.7 en noviembre, con lo que superó fácilmente las previsiones de -3 de economistas consultados por Reuters.

Las nuevas órdenes a fábricas treparon a 10.7 desde una medición anterior de -4,6.

Cualquier lectura por sobre cero indica expansión en el sector manufacturero de la región. El sondeo cubre a fábricas en el este de Pensilvania, el sur de Nueva Jersey y Delaware.

Es considerado como uno de los primeros indicadores mensuales sobre la salud de las manufacturas estadounidenses y que conduce al informe nacional del Instituto de Gerencia y Abastecimiento.

La actividad fabril de la zona había caído en noviembre debido al impacto de la enorme tormenta Sandy, que golpeó el noreste de Estados Unidos a fines de octubre.

Con excepción de una lectura positiva en octubre, el índice había estado en terreno negativo desde mayo.

"Es un número inequívocamente positivo, aunque deberíamos decir que no es un número que sugiera un ritmo fabril excepcional", dijo David Sloan, economista de 4Cast Ltd en Nueva York.

Los componentes del empleo también mejoraron. El indicador del número de empleados subió a 3.6 desde -6.8 y el índice de semana laboral promedio avanzó a 4.2 desde -6.2.

Los que respondieron al sondeo dijeron sentirse mejor sobre el panorama para los próximos meses. El indicador para las condiciones empresariales para los próximos seis meses subió a 30.9 desde 20.

Las acciones estadounidenses no reaccionaron mayormente al dato, pues los inversores también consideraban informes sobre ventas de casas usadas e indicadores anticipados.

RDS