Grupo Herdez va a refinanciar sus pasivos con la emisión de deuda bursátil por hasta 1,000 millones de pesos que planea llevar a cabo el mes próximo.

En la solicitud enviada a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, la emisora indicó que los recursos también serán usados para fondear necesidades corporativas, sin que hasta el momento esté definido para un fin en especial.

La empresa dueña de Nutrisa adeuda 6,530 millones de pesos, de esta cantidad 5,400 millones de pesos es financiamiento bursátil, indicó en una presentación corporativa.

Sus pasivos totales presentan vencimiento promedio de 5.7 años, 80% está contratada a tasa fija y el resto flotante. En pesos tiene 100 por ciento.

Este año, el grupo de alimentos enlatados que comercializa la marca de mayonesa McCormick, entre otras, prevé invertir 633 millones de pesos para aumentar su capacidad instalada en el negocio de conservas y en la remodelación de tiendas Nutrisa. Para éstas tiene planeado abrir 30 unidades y remodelar 60 de las 471 que posee actualmente.

En el 2017, Herdez invirtió 431 millones de pesos en la expansión de la capacidad de producción de salsas y en nuevos congeladores para el negocio de congelados.

Crecimiento

Herdez se ha convertido en un participante relevante en el mercado de helados de México con las marcas Nestlé y Nutrisa. Dicha división cerró con 2,882 millones de pesos en ventas en el 2017, 11.2% más que el año previo.

En el primer trimestre, las ventas fueron por 674 millones de pesos, 4% más que el mismo periodo del 2017.

Herdez posee 15 fábricas, 13 en México, una en EU y otra en Perú. Suma 22 centros de distribución y siete buques atuneros.

En una llamada con analistas, la responsable de Finanzas Corporativas, Andrea Amozurrutia, comentó que el flujo de efectivo de las operaciones totalizó 48 millones de pesos al primer trimestre de este año.

No obstante, dijo que su capital de trabajo requiere de flujos de efectivo adicionales por las oportunidades en la facturación electrónica e inventario.


judith.santiago@eleconomista.mx