Warren Buffett dijo el lunes que la guerra comercial entre Estados Unidos y China es mala para todo el mundo y señaló que su país debería reforzar las relaciones con México y Canadá.

Buffett hizo estas declaraciones después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuiteó el domingo que aumentará los aranceles sobre las importaciones chinas de 10 a 25% a partir del viernes.

También prometió que aplicará brevemente un arancel de 25% a los productos chinos que no han sido gravados.

Los principales mercados bursátiles cayeron en todo el mundo el lunes, en respuesta al tuit de Trump, y sus amenazas de imponer aranceles a China, previo a las negociaciones comerciales programadas para esta semana, en una respuesta racional, según las declaraciones dadas por Buffett a la cadena CNBC.

Invierte mucho en China

El conglomerado Berkshire Hathaway, propiedad de Buffett, posee o invierte en muchas compañías que hacen negocios en China, entre ellas Apple, en la que tiene una participación de más de 50,000 millones de dólares.

“Si realmente tenemos una guerra comercial, será malo para todo el mundo”, dijo Buffett, que agregó que un conflicto a gran escala es poco probable, pero que “sería malo para todo lo que posee Berkshire”.

No obstante, el llamado Oráculo de Omaha dijo que sería una tontería que los inversionistas vendan acciones basándose en titulares de prensa, y que China y Estados Unidos no afectarán la forma en que opera Berkshire, con sede en Nebraska.

“Compraremos las mismas acciones hoy que las que compramos la semana pasada”, aseguró. Buffett también dijo que Estados Unidos debería reforzar sus vínculos comerciales con Canadá y México.“Tenemos muchos, muchos intereses comunes”, sostuvo. “El comercio con México y Canadá es enormemente importante. Debemos tratarlos como vecinos y no como adversarios”.