Los accionistas que forman parte del grupo de control de Aeroméxico sí participarán en la oferta para vender sus acciones a la aerolínea estadounidense Delta Air Lines, que busca hacerse de 32% del capital social en circulación de su par mexicana.

Si el grupo de control no hubiera participado, las acciones en circulación en el mercado se hubiera reducido a 10%, disminuyendo de forma importante la bursatilidad de sus papeles , explicó José María Flores, analista de Grupo Financiero Ve por Más.

Para el analista, la oferta aún es atractiva porque al considerar el precio por acción del cierre de -44.92 pesos- los accionistas recibirán un rendimiento de 17.98%, puesto que Delta pagaría 53 pesos por cada uno de los títulos.

Los accionistas de control de la aerolínea mexicana tienen en su poder 41% o 294 millones de las 714 millones de acciones en circulación. El 55% que corresponde a los 390 millones restantes está en manos de inversionistas externos a la compañía. Un 4%, que equivale a 30 millones de títulos, lo tiene Delta.

José María Flores explicó que con la participación de todos los inversionistas, 83% de Aeroméxico estaría disponible para su venta y de las 228 millones de acciones que Delta adquiriría equivaldrían a 38.5% de esta proporción y por lo tanto con un prorrateo (una cantidad proporcional) será lo máximo que un inversionista podría venderle.

Los inversionistas

La oferta pública de adquisición por parte de Delta finaliza el próximo 10 de marzo. Actualmente, la estadounidense tiene aproximadamente 4.2% de participación en Grupo Aeroméxico, más la opción de adquirir hasta 12.8% adicional. Una vez completada la operación, Delta tendría 49%, mientras que los inversionistas externos (float) mantendría 26% y el grupo de control conservaría 25% de la compañía mexicana.

Actualmente, el socio accionista mayoritario es la familia Tricio, encabezada por Eduardo Tricio, también presidente de Grupo Lala, con una participación que ronda el 25 por ciento.

Otro de los hombres fuertes dentro del grupo de control es el empresario Valentín Díez Morodo, quien actualmente se mantiene en el Consejo de Administración de AB InBev, principal fabricante de cerveza en el mundo.

De los accionistas originales, en su momento el mayoritario fue Banamex, quien en el 2007 tenía 100% de participación en Cintra, que era la empresa controladora de Aeroméxico y junto con un grupo de 16 inversionistas y empresarios de México inyectaron a la compañía alrededor de 2,800 millones de pesos en efectivo.

Aeroméxico, entre azul y buenas noches: analistas

Los resultados del cuarto trimestre del 2016 de la línea aérea Aeroméxico no fueron lo suficientemente contundentes como para que los analistas lo calificaran como bueno, por lo que es un constante claroscuro.

La agencia de análisis Signum Research lo calificó como bueno, para Banco Ve Por Más (BX+) resultaron neutrales.

En las primeras horas de la jornada del miércoles, la acción de Aeroméxico presentó una pérdida de 2.81% con respecto a la jornada del martes, al pasar de 46.93 a 45.61 pesos por papel. Signum Research calificó los resultados de la aerolínea como buenos debido a que se mantuvo un incremento en pasajeros a pesar de lo competitivo en cuanto a precios del mercado doméstico.

Sin embargo, destacamos que la participación de mercado de Aeroméxico ha disminuido, de tal forma que pasó de ser la primera a ser la segunda aerolínea más importante de México en enero del 2017, justo por debajo de Volaris , indica un análisis de Signum.

BX+ indicó que a pesar del crecimiento de 19.5% en los ingresos, que estuvieron en línea con lo proyectado, el aumento de Ebitda de 15.3%, también en línea con lo proyectado y el incremento de la utilidad neta de 90.4%, inferior a lo planeado, la impresión del reporte es neutral.

Para BX+, el incremento en los ingresos se explica principalmente por el aumento de ingresos por pasajeros de 16.7% y en ingresos por otros servicios de 41.1 por ciento.

Además, el aumento del Ebitda se dio principalmente por el incremento en la representatividad del gasto por combustible de 2.7 puntos porcentuales, equivalente a 30% del total de gastos de la aerolínea, por mayores precios del petróleo en los últimos 12 meses y un aumento en los gastos de venta y administración, indica BX+. (Salomón Rodríguez)

judith.santiago@eleconomista.mx

Aeroméxico