Grupo Elektra emitió deuda en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) por 5,500 millones de pesos para financiar su plan de crecimiento.

La empresa de comercio especializado y servicios financieros informó que la venta de certificados bursátiles se hizo al amparo de un nuevo programa por hasta 15,000 millones de pesos.

“La empresa se está anticipando a las necesidades futuras y en ese sentido es precavida, considerando que está levantando recursos anticipándose a cualquier volatilidad o presión que pudiera presentarse en el mercado una vez que se acerquen las elecciones o posterior al proceso”, explicó el director de Corporativos en HR Ratings, Luis Quintero.

Agregó que, de acuerdo con sus previsiones, la emisora mantendrá un nivel de inversión de 5,000 millones de pesos en promedio anual para los siguientes años.

Mediante dicho programa de deuda, financiará su crecimiento. En este año analiza la apertura de alrededor de 80 unidades.

“Habrá que ver el ritmo con el cual va consumiendo el dinero que disponga la empresa vía la primera emisión por 5,500 millones de pesos”, dijo Quintero.

Perspectiva positiva

La calificadora de riesgo crediticio ratificó la nota “AA” a la emisión y modificó a perspectiva Positiva por el buen desempeño que ha venido mostrado el dueño de Banco Azteca.

Elektra reportó que su deuda con costo fue de 13,393 millones de pesos al primer trimestre de este año, registrando una reducción de 1,727 millones de pesos respecto al nivel del año previo. Además, el saldo de efectivo ascendió a 14,795 millones, por lo que excluyendo el monto de la deuda con costo mantienen un saldo favorable de 1,402 millones.

“Lo importante será evaluar cómo evoluciona la deuda neta, tras la emisión de 5,500 millones de pesos, considerando que vienen hacia adelante ciertos vencimientos, uno de corto plazo en diciembre del 2018 y otro de largo plazo que vence en el primer trimestre del 2019”, dijo Luis Quintero.

El directivo refirió que la calificación y perspectiva Positiva para la Elektra toma en cuenta la mejoría que ha venido presentando en años recientes en sus márgenes operativos, principalmente por el buen desempeño del negocio comercial, así como una cartera de crédito más sana en su negocio financiero.

La cartera bruta consolidada del negocio financiero que involucra a Banco Azteca México, Advance América y Banco Azteca Latinoamérica creció 11% entre enero a marzo de este año, a 90,582 millones de pesos, respecto al mismo periodo del 2017.

judith.santiago@eleconomista.mx