Las acciones del conglomerado de empresas mexicano Grupo Carso, que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), cerraron con un fuerte retroceso este martes, en una jornada de amplios altibajos. Los títulos bursátiles de la compañía terminaron en el cuarto puesto entre los más golpeados de la sesión.

Los papeles de Grupo Carso, que caían desde temprano, borraron una pérdida de -2% tras la reunión entre Carlos Slim, principal propietario de la compañía; el presidente Andrés Manuel López Obrador, y Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, quien evitó declarar sobre este encuentro.

“Asistí a la Presidencia de la República, pero no podría comentar absolutamente nada más”, dijo la morenista. La reunión habría tenido como tema central el desplome de un puente de concreto de la Línea 12 del Metro ocurrido el 3 de mayo, cerca de la estación Olivos, y que dejó 26 muertos y más de 70 heridos.

Después de la reunión se recuperó el precio de cierre previo, pero sólo para volver a perder. Las acciones de la compañía cerraron con una pérdida de -3.34% a un precio de 62.8 pesos por papel. CICSA, de Grupo Carso, y otras dos empresas fueron las encargadas de construir la Línea 12 del Metro de la Ciudad.

La primera caída para Grupo Carso en la Bolsa que fue ocasionada por este siniestro se vio en la sesión del miércoles, cuando cedió -2.11% después de una conferencia de Sheinbaum en la que se conoció el primer informe de la empresa DNV, contratada para indagar la causa del desplome en el tramo afectado.

Desde su cierre del martes pasado, en 65.92 pesos, y con un nivel actual de 62.43 pesos por acción, los títulos de Grupo Carso han perdido 3.49 pesos o 5.29 por ciento. Con un total de 2,259 millones 838,282 acciones en circulación, esto significa una pérdida en capitalización de 7,887 millones de pesos.

jose.rivera@eleconomista.mx