La asamblea general ordinaria y extraordinaria de accionistas de corporación Geo ordenó la disolución y liquidación de dicha sociedad, con la finalidad de beneficiar a acreedores y accionistas.

En información enviada a la Bolsa Mexicana de Valores, la compañía informó lo anterior, en virtud de que el efectivo disponible de la sociedad para continuar como negocio en marcha y hacer frente a sus obligaciones es insuficiente, así como por la incapacidad de la sociedad para generar nuevos negocios que le permitan cumplir con su objeto social y con su plan de negocios, aunado a que se ha visto en la imposibilidad de generar efectivo y captar recursos suficientes.

Ello, para realizar su objeto social consistente, principalmente, en la construcción, desarrollo y operación comercial de bienes inmuebles.

De tal forma, la asamblea ordenó la disolución y liquidación de la sociedad “por encontrar favorable para los fines antes descritos la entrada en funciones de un liquidador con experiencia en tales encomiendas”.

Nueva Designación

Así, designó a Daniel Tapia Izquierdo como liquidador de la sociedad, a quien le otorgó facultades para realizar cualesquiera acciones y actos permitidos por la legislación aplicable, convenientes o necesarios para lograr una liquidación ordenada de la sociedad.

El liquidador sustituirá a los miembros del consejo de administración, a los miembros del Comité de Auditoría y Prácticas Societarias, al secretario, al director general y a los demás directivos relevantes de la sociedad en el desempeño de sus respectivas funciones, una vez que su nombramiento como liquidador sea inscrito en el Registro Público de Comercio.

GEO fue la más grande desarrolladora de vivienda durante los dos sexenios panistas, de 2000 a 2012.

La desarrolladora, que era propiedad de la familia Orvañanos edificaba más de 50,000 viviendas cada año, siempre de la mano de las políticas públicas.  La empresa quer era una de las favoritas de la Bolsa Mexicana de Valores, seguía las directrices de la política  de vivienda.

Las reglas no escritas se dictaban desde el Infonavit, que comandó Víctor Manuel Borrás, director general de el instituto promotor de la vivienda.

GEO desarrolló una división de vivienda media y que desarrollo grandes proyectos en polos tutísticos como el puerto de Acapulco.

Después de la crisis del sector de 2012, la empresa perdió todo su valor en la BMV y la tomaron en sus manos los acreedores.

El declive

Corporación Geo fue constituida en marzo de 1981 y comenzó a cotizar en la BMV en el año de 1994.

En sus inicios, la compañía representó fortaleza dentro de su sector con crecimientos de doble dígito, incluso fue reconocida como la desarrolladora de vivienda más grande de México y de Latinoamérica.

Sin embargo, la emisora se vio afectada consecuencia de la crisis inmobiliaria de Estados Unidos. En el primer trimestre del 2013, la compañía informó la entrega de 7,086 viviendas, 44.7% menos que las entregadas en el mismo periodo del 2012.

Había colocado certificados bursátiles para amortizar su deuda; empero, su situación financiera no le permitió realizar el correspondiente pago de intereses provocando de la Fitch Ratings degradara su calificación de C a RD, la cual indica que el emisor experimentó “incumplimiento restringido” o un incumplimiento de pago.