Las acciones de General Electric (GE) cayeron 11.30% en Wall Street, a 8 dólares el jueves, después de que el analista Harry Markopolos, quien en su día denunció la gran estafa de Bernie Madoff, asegurando que las cuentas presentadas por el gigante estadounidense son falsas y que se enfrenta a la quiebra.

El emblemático conglomerado industrial estadounidense lleva varios años con serios problemas financieros. De hecho, hace más de un año tuvo que salir del Dow Jones por su mal desempeño bursátil.

Markopolos publicó un informe que dice reflejar un enorme fraude de la compañía en la página web www.GEfraud.com, en la que describe un engaño “mayor que el de Enron”, uno de los más grandes escándalos financieros de la historia.

Entre sus acusaciones destaca que los problemas contables de la compañía ascienden a 38,000 millones de dólares, 40% del valor bursátil, algo que podría ser “sólo la punta del iceberg”.

La estafa dataría de 1995, cuando la empresa estaba dirigida por Jack Welch, y se centraría en el departamento de Seguros de Cuidados a Largo Plazo, en el que el año pasado se tuvieron que inyectar 15,000 millones de dólares.

La compañía ha negado las acusaciones afirmando que operan “al mayor nivel de integridad en nuestra información financiera”.

En Bolsa, la empresa lleva 9% de alza en lo que va de año, pero una caída de 33% en los últimos 12 meses, cuando cotizaba en el entorno de 12 dólares por acción.

General Electric aclaró:“no nos distraeremos con este tipo de especulación sin mérito, equivocada y egoísta”.