Las empresas mexicanas que han emitido Recibos del Depositario Americano (ADR, por sus siglas en inglés) no deberían de enfrentar situaciones similares a las de la viviendera Homex, a quien la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos le descubrieron un fraude de 3,300 millones de dólares la semana pasada.

Sin embargo, analistas consideraron que estarán bajo la lupa de las autoridades estadounidenses de aquí en adelante.

De las pocas mexicanas que tienen ADR, la mayoría tienen un gobierno corporativo mucho más fortalecido y más institucional que el caso de Homex. Se trata de AMX, Cemex y Femsa. Esto no debería estar replicándose en otros sectores , explicó Marco Medina, analista de Ve por Más (BX+).

Las tres vivienderas que cotizan en el mercado bursátil de Estados Unidos (Urbi, Sare y Homex) no presentaron operaciones aunque Homex desde el 2 de marzo no registra movimientos.

Un ADR es un título de acciones respaldado por un banco estadounidense que permite a los inversionistas de ese país negociar papeles de emisoras extranjeras sin tener que adquirirlas o venderlas en su Bolsa de origen. Las empresas que han optado por listar acciones en EU tienen mayor exposición extranjera.

La SEC detectó un fraude de la Desarrolladora Homex, por falsificar la venta de más de 100,000 casas en Guanajuato en el 2011. Lo anterior le permitió inflar durante tres años el número de casas vendidas e incrementar sus ingresos en 355%, equivalentes a 3,300 millones de dólares.

Los ADR de Homex en Nueva York fueron suspendidos desde el 3 hasta el 17 de marzo.

Los ADR de las firmas mexicanas que cotizaban en Wall Street mantuvieron cotizaciones estables el lunes, con alzas en la mayoría de los casos como Cemex que subió 2.26 por ciento.

Los títulos de América Móvil ganaron 0.22%, mientras los de Kimberly-Clark registraron un aumento de 2.63% y los de Asur crecieron 1.79 por ciento.

Algunos ADR como los de Volaris cayeron 3.61%, seguida por los de Banorte, que cayeron 0.42% y Bachoco con una contracción de 0.10 por ciento.

Enron y Worldcom

Enron llegó a ser la empresa energética más grandes de Estados Unidos, sin tomar en cuenta a petroleras, con ingresos 101,000 millones de dólares por año. A inicios del nuevo milenio, en el 2002, se dio a conocer que la mayor parte de los beneficios de Enron eran falsos y la empresa tenía una deuda mayor de lo que se pensaba.

El precio de las acciones de la energética cayó 98.98% entre el 2000 y el 2002. Pasaron de 65.60 dólares a 0.67 dólares (o 67 centavos) por unidad.

Otro caso, también en el 2002, fue el de WorldCom, una compañía de telefonía que registró errores contables por 3,850 millones de dólares, al contabilizarlos como inversión. Lo anterior, permitió que la empresa tuviera altos beneficios por varios trimestres.

[email protected]