Gruma, una de las principales productoras de harina de maíz y tortillas en el mundo, reportó que sus ventas, flujo operativo (EBITDA) y utilidad neta se contrajeron a un dígito en el segundo trimestre del año, en comparación con igual periodo del 2020.

En el informe enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) la emisora detalló que las ventas netas retrocedieron 7%, a 22,450 millones de pesos en el periodo de comparación, afectadas por la la fortaleza del peso mexicano frente al dólar estadounidense y por ventas con menores márgenes en el canal institucional, conforme los negocios reiniciaron sus operaciones en los Estados Unidos y en Europa.

Respecto al flujo operativo finalizó con una caída de 8%, al sumar 3,716 millones de pesos y la utilidad neta de 1,531 millones de pesos significó un 13% por debajo de lo registrado entre abril y junio del año pasado.

Gruma explicó en su reporte que el volumen de ventas permaneció sin cambio en 383,000 toneladas métricas. Específicamente el volumen de tortilla bajó 1.8% a 215,000 toneladas métricas, dada la demanda atípica registrada en el segundo trimestre del 2020, como resultado del efecto de acumulación de inventarios a raíz de la pandemia.

Mientras que el volumen de harina de maíz aumentó 2%, a 168,000 toneladas métricas debido a una mayor demanda de productores de tortilla, conforme la economía se recupera.

“El canal institucional presentó una recuperación a medida que los restaurantes y establecimientos de entretenimiento aumentaron sus operaciones hacia niveles pre-pandemia. La tortilla en el canal minorista se mantiene en niveles históricos por una fuerte base de clientes generada durante los últimos años”, expuso Gruma.

En México, los ingresos de la compañía crecieron 2.1% y el EBITDA se ajustó -5.5%, debido a mayores costos, registrando una caída en el volumen de 2.0 por ciento.

judith.santiago@eleconomista.mx