Existen actualmente 84 fondos en activo a escala mundial, dos más que el año pasado, que movilizan 5.9 billones de dólares en todo el mundo, indica un estudio de KPMG España y el Centro para la Economía Global y la Geopolítica (ESADEgeo).

Desde que comenzaron los informes en el 2012, se han creado al menos siete nuevos fondos, y el total de activos que manejan estos inversionistas ha aumentado en 1 billón de dólares.

El informe advierte sobre el interés de las economías emergentes, especialmente América Latina y África, por dotarse de un fondo de estas características en un futuro próximo.

El fenómeno de los fondos soberanos se sigue expandiendo por todas las regiones emergentes, no sólo en Asia y Oriente Medio sino también en África y América Latina , explicó Javier Santiso, vicepresidente de ESADEgeo.

Por su parte, Fernando García Ferrer, socio responsable de Mercados y Private Equity de KPMG en España, expresó que el peso de la economía mundial se está desplazando de las economías avanzadas hacia las economías emergentes. El mayor protagonismo de los fondos soberanos es una de las principales manifestaciones de esta transformación en curso .

Entre los fondos soberanos más activos, está Temasek, que lideró el ranking de las operaciones entre el 2013 y mediados del 2014, con 40 inversiones.

Le siguieron GIC con 27; Qatar Investment Authority con 20; Khazanah Nasional Berhad con 15, y China Investment Corporation con 12.

Se sofistican

Los fondos soberanos se sofistican y cambian de estrategia. Desde el punto de vista estratégico y sectorial, los fondos soberanos han reorientado sus objetivos.

Han multiplicado la búsqueda de inversiones en grupos industriales especializados, sobre todo en energía, tecnología, telecomunicaciones, infraestructuras y sector inmobiliario.

A pesar de que la Inversión Extranjera Directa de los fondos soberanos en infraestructura se redujo a menos de la mitad en el 2013, debido a una competencia mayor de los grandes inversionistas privados, ese mismo año se registró un incremento significativo de la inversión en infraestructura en los mercados emergentes (que supuso 23% del total), liderado por América Latina.

Los fondos soberanos también se han convertido en una importante fuente de capital para la industria financiera global, gracias a 270 transacciones que se han realizado desde el 2006, 70% de ellas durante la crisis.

Esta circunstancia demuestra que el sector financiero sigue siendo clave para los fondos soberanos, al tiempo que descubre una nueva tendencia, ya que los fondos se están dirigiendo a regiones geográficas nuevas: India, Camboya o Rusia. En este sentido, algunos fondos han centrado su objetivo estratégico en asegurar la estabilidad financiera y fortalecer los fundamentos de sus propios sistemas bancarios.

Según indica el informe, los inversionistas institucionales públicos prefieren establecerse en Londres que en Nueva York.

En América Latina, São Paulo se ha convertido en la ciudad elegida por los fondos para desembarcar en el subcontinente.

[email protected]