El programa de repatriación de capitales fue un detonante para el crecimiento de la industria de los fondos de inversión en México, cuyos activos totales crecieron a una tasa de 13% en los últimos 12 meses, sostuvo Luis Lozano.

El director general de Fondos de Inversión de Principal destacó, en una reunión con medios, que los beneficios fiscales del programa fueron “sumamente atractivos”, con un Impuesto sobre la Renta sobre lo repatriado de 8% contra la tasa impositiva de 30 a 35 por ciento.

“Cuando esos capitales empezaron a venir a México, lo que buscaron fue una exposición similar a la que tenían en los países en donde estaban invertidos, eso permitió darle mayor cobertura y crecimiento a la industria, con lo que creció el número de clientes en los fondos”, indicó.

“Si mantenemos ese enfoque, prosiguió, trabajando de manera coordinada entre reguladores, instituciones y jugadores del mercado, está dinámica podría mantenerse para que veamos un mayor número de cuentas y de participantes”.

Una de las condiciones del programa de repatriación del año pasado era mantener el capital invertido en fondos de inversión al menos dos años. El dinero que regresó al país fue 334,515 millones de pesos.

El directivo en Principal, una firma que opera fondos de inversión en México, dijo que en la última década la industria ha “despegado” y se encamina a una mayor especialización de productos, con la ventaja de tener productos diferenciados y estrategias de inversión más eficientes.

También explicó que los fondos de inversión son una alternativa para el ahorro de largo plazo para el retiro de los trabajadores; no obstante, se necesitan trabajar en incentivos fiscales para hacerlo más atractivo.

Esta industria de 2.3 billones de pesos representa 10% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional. A marzo pasado había 641 fondos y 2.3 millones de clientes. De los activos del mercado, 80% está concentrado en cinco instituciones financieras.

Luis Lozano consideró que el número de fondos en México no es tan bajo y es el adecuado, pues “una ola de productos nuevos en un mercado que está en pleno crecimiento, conocimiento y consolidación podría crear distorsiones en el enfoque de los clientes y en su capacidad de elegir”.

[email protected]