La fabricante de productos lácteos y sus derivados, Grupo Lala, reportó que su flujo operativo (EBITDA) correspondiente al tercer trimestre de este año disminuyó 11.3%, a 2,045 millones de pesos, respecto al mismo periodo del 2019.

Esta baja, explicó la empresa en su reporte trimestral enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), se debe principalmente a una base de comparación alta del tercer trimestre del año pasado, que incluía un beneficio en Brasil, así como al “impacto no recurrente de impuestos”, que igualmente afectó la utilidad operativa en México.

Dicho pago fue por 277 millones de pesos, tras auditorías fiscales correspondientes a los años 2013 y 2014.

Por su parte, la utilidad neta de la dueña de marcas como Lala, Fiorello y Los Volcanes, entre otras,  se contrajo 28.9% en el periodo de comparación, reportando recursos por 455 millones de pesos.

El crecimiento se observó en las ventas netas, que avanzaron 9.2% a 20,725 millones de pesos, entre julio a septiembre pasados frente a iguales meses del 2019.

El impulso provino de los volúmenes fortalecidos en México y en Brasil, principalmente por el aumento del consumo de alimentos en casa.

También se reflejó positivamente el aumento en precios, el cual compensó la inflación en costos; así como el impacto neto negativo de conversión de monedas, resultado de la depreciación de 16.2% del real brasileño y la apreciación de 14.1% del dólar estadounidense respecto al peso mexicano.

Mayor rentabilidad

“Hemos estabilizado nuestro negocio en México y recuperado su rentabilidad, dejando atrás los problemas del pasado, incluso a pesar de los diversos retos por la pandemia del Covid-19. hoy en día, tenemos una operación más fuerte, eficiente y rentable”, dijo el director general de la compañía, Arquímedes Celis en el reporte de resultados trimestrales.

Al 30 de septiembre de este año, Grupo Lala cerró el trimestre con una posición de efectivo de 4,429 millones de pesos; un incremento de 59.6% año con año.

Ello se debió, principalmente a su enfoque de mantener una sólida posición de liquidez para afrontar el entorno actual por el Covid-19.

La emisora opera 31 plantas de producción y 173 centros de distribución en México, Brasil, Estados Unidos y Centroamérica.

Cuenta además con una flotilla de más de 7,500 unidades para la distribución de sus más de 600 productos, que llegan a más de 628,000 puntos de venta.

judith.santiago@eleconomista.mx