Las organizaciones que tienen a más de 50% de mujeres en cargos de alta dirección presentan los mejores resultados en temas de credibilidad, respeto e imparcialidad, según el estudio “Más allá de la equidad de género: Liderazgo Complementario”.

La investigación realizada por el Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD) del IPADE Business School, añade que, cuando más mujeres liderean las organizaciones hay un “mejor ambiente laboral”.

También concluye que la ausencia de favoritismo es la variable con mayor diferencia entre los grupos de muy alta y muy baja presencia de mujeres líderes.

“En el grupo con más mujeres en la alta dirección, se obtienen mejores resultados en competencias de liderazgo como desarrollar el talento, agradecer el buen trabajo y el esfuerzo extra, y cuidar de las personas, superando por varios puntos porcentuales al promedio”, indica el estudio del IPADE.

Cuando “la credibilidad es el punto de partida para un proceso de negociación que permite cultivar la confianza y la confianza es la base para construir mejores lugares para trabajar”, asevera el estudio.

Añade que, el grupo con alta presencia de mujeres en la Alta Dirección (31%), muestra comportamientos por arriba de la media, alrededor de 0.5 y 2.4 puntos porcentuales. El grupo con baja presencia de mujeres (24%) aporta datos cercanos al promedio, que van de 0.1 a 1.0 puntos porcentuales. Mientras que, en ambientes con muy baja presencia de mujeres en posiciones de liderazgo (8%), exponen cifras por debajo de la media, con valores que van de -2.0 a -0.5 puntos porcentuales.

Aun cuando la confianza está presente en todas estas organizaciones, los espacios con liderazgos complementarios tienen percepciones más favorables por parte de sus colaboradores que los ambientes con un liderazgo menos complementario.

También se encontró que el sector tiene un papel importante en la participación de mujeres, ya que las organizaciones con muy baja presencia de mujeres en las posiciones de liderazgo corresponden al de manufactura, con cuatro de cada 10.

En tanto que las organizaciones con muy alta presencia de mujeres se encuentran en el sector de servicios profesionales, dos de cada 10 organizaciones, seguido de los sectores de biotecnología y farmacéutica, cuidado de la salud, organizaciones no gubernamentales y filantrópicas, servicios financieros y seguros y hospitalidad, con 10 por ciento.

judith.santiago@eleconomista.mx