Fibra Uno (Funo), el fideicomiso de inversión en bienes raíces del sector industrial, comercial y de oficinas, ha reservado alrededor de ocho edificios con uso de oficinas para convertirlos en viviendas y en hospitales, informó Gonzalo Robina, director general adjunto de la firma inmobiliaria.

“Ya estamos activamente en (convertir edificios de oficinas). Hoy tenemos reconversión de oficinas en hospitales y se está haciendo el análisis de tres o cuatro para una posible reconversión a vivienda”, dijo el directivo.

Detalló que la reconversión de espacios de oficinas a hospitales comprenderá cuatro proyectos, cuyas propiedades están ubicadas en las ciudades de Mérida, Monterrey y la zona de Satélite, Estado de México, que originalmente era un desarrollo de oficinas, pero cambiaron su uso.

Actualmente, Fibra Uno tiene un solo hospital en su portafolio, ubicado en la ciudad de Guadalajara.

En tanto son cuatro los edificios de oficinas seleccionados para transformarlos a vivienda, los cuales están concentrados en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, solamente uno se localiza en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

El director general adjunto de Funo adelantó que en breve harán el anuncio sobre la trayectoria de uno de estos proyectos, sin dar más detalles.

Cuestionado sobre la decisión de llevar a cabo este tipo de proyectos, Gonzalo Robina, aseguró que vieron oportunidades que surgieron con la pandemia y ante la necesidad de contar con mayor infraestructura hospitalaria.

“Fue evidente la falta de infraestructura de salud hospitalaria que tenía el país y la detectamos de primera mano, por eso decidimos hacer la reconversión de estos edificios”, respondió el director general adjunto de Fibra Uno.

En el mismo evento, Jorge Pigeon, Vicepresidente de Relación con Inversionistas y Mercados de Capital del fideicomiso, explicó que “como inversionistas de bienes raíces la ubicación es lo más importante y eso permite que el día de hoy que pasan este tipo de cosas tengas la posibilidad de cambiar de giro algunos de estos edificios, de oficinas a hospitales o a vivienda porque el inmueble está bien ubicado, para que un hospital funcione tiene que estar en una población densa y para una vivienda u oficina, lo mismo”.

Sin embargo, Robina dejó en claro que no cualquier edificio de oficinas puede convertirse en vivienda, puesto que se tiene que hacer un análisis de la ubicación de los inmuebles.

Para el 2022, recuperación en sector oficinas

Aunque el sector de oficinas en México sigue siendo uno de los más impactados negativamente por el aumento en la tendencia de trabajo en casa, como medida para evitar mayores contagios de Covid-19, Gonzalo Robina estimó que en el año 2022 estaría observándose una recuperación.

Lo anterior, pues señaló que, aunque se ha optado por un trabajo híbrido, las empresas demandan más espacios o metros cuadrados por trabajador, ante las medidas de distanciamiento para prevenir mayores contagios de la cepa.

“Por ejemplo una empresa que tenía 100 empleados va a dejar entre el 30% de su gente en casa, pero los restantes 70% van a tomar el mismo espacio que tomaban esos 100, de alguna manera eso va a terminar nivelando la ocupación”, acotó Robina.

“Creo que para el año que entra podemos ver exactamente en qué condiciones está quedando y estamos positivos en ese sentido; asimismo estamos ya adaptándonos a la nueva normalidad y a la manera de convivir en las oficinas”, añadió.

Funo cuenta con 99 edificios de oficinas, que comprenden poco más de 1.3 millones de área bruta rentable. Esta división registró una tasa de ocupación de 74.4% entre abril a junio pasados, en el segmento de oficinas, lo que significó una disminución de 200 puntos base respecto al primer trimestre del 2021.

Al segundo trimestre del año, reportó cerca de 10.8 millones de metros cuadrados de área rentable y con 661 inmuebles ubicados a lo largo de toda la República Mexicana, cuya tasa de ocupación fue de 91.8 por ciento.