El director general de Fibra Monterrey, Jorge Avalos Carpinteyro, confía en lograr su plan Visión 20/20 para conformar un portafolio de activos con un valor de 20,000 millones de pesos en el 2020.

Actualmente, el avance es cercano a 50%, pues el valor de propiedades asciende a 9,607 millones de pesos.

“En función de lo que hemos realizado históricamente, fácilmente vamos a poder cumplir el 20/20, inclusive antes del 2020”, sostuvo.

En entrevista, el directivo destacó que han invertido 3,000 millones de pesos, en promedio, por año en la compra de inmuebles y, de mantener este nivel de inversión entre el 2018 y el 2020, sumarían 9,000 millones de pesos en adquisiciones.

hoy en día, el fideicomiso de inversión en bienes raíces (fibra) tiene identificadas transacciones potenciales por un monto estimado de 2,822 millones de pesos, las cuales podrían concretarse en el transcurso del segundo semestre de este año.

En lo que va de este año, ha anunciado dos adquisiciones: un edificio de oficinas en la ciudad de Guadalajara de 8,050 metros cuadrados por alrededor de 332 millones de pesos y otra propiedad industrial en la ciudad de Monterrey que tuvo una inversión de 9.5 millones de dólares.

Fibra Monterrey es un fideicomiso de adquisición y renta de inmuebles, su portafolio comprende 12 propiedades para renta de oficinas, 25 para el sector industrial y seis para el comercial, que en total comprenden 504,534 metros cuadrados de área rentable. Con ubicaciones en algunos estados de la República Mexicana, como Nuevo León, San Luis Potosí, Coahuila, Jalisco y Chihuahua.

“Nos gusta entrar en ciudades en donde podemos identificar un portafolio de propiedades con volumen y, aunque nuestro interés es tener presencia en las Zonas Económicas Especiales, aún no hemos identificado potenciales adquisiciones para crecer en esas zonas, por ahora estamos esperando que comiencen a madurar para entonces entrar a invertir”, dijo Avalos.

Sector dinámico

Para el directivo, la actividad del sector inmobiliario industrial se mantiene dinámica, a pesar del nerviosismo causado por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y su impacto en la demanda de espacios rentables para las empresas del sector automotriz y manufacturero.

“Las ocupaciones del sector industrial están en máximos históricos, no hemos visto para nada que se haya caído la demanda ni el reflejo de lo que la gente percibe que han provocado las noticias del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Hay constante desarrollo de actividad industrial y se siguen haciendo más naves industriales”, explicó Jorge Avalos Carpinteyro.

[email protected]