Fibra Monterrey, el fideicomiso inmobiliario que arrienda propiedades industriales y oficinas, planea hacer una recaudación de capital por 2,000 millones de pesos en la última semana de mayo o la primera de junio en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Javier Llaca, director de Operaciones y Adquisiciones del fideicomiso de inversión y bienes raíces, dijo que los recursos serán para financiar la adquisición de tres a cinco propiedades ubicadas en Chihuahua y Jalisco.

Llaca confía en adquirir dichos inmuebles entre el segundo y tercer trimestre del año.

Cerca de 50% del valor de las propiedades que está por adquirir corresponde a edificios de oficinas, poco más de 40% a inmuebles para uso industrial y el restante, para uso comercial.

Con estas adquisiciones, el portafolio del fideicomiso inmobiliarios incrementará a 46 propiedades su portafolio actual y alcanzaría una superficie bruta rentable de alrededor de 630,000 metros cuadrados.

“Esto nos pondría en línea con nuestro programa de crecimiento 20/20”, aseguró.

Otros proyectos

Además de este paquete de propiedades, Llaca comentó que tienen otras negociaciones en proceso que podrían concretar entre el cuarto trimestre de este año y el primero del 2019.

“Estaríamos utilizando recursos de la oferta pública para liquidar estas transacciones. Esencialmente serán oficinas y naves industriales este segundo paquete”, manifestó.

“Los 2,000 millones de pesos nos van a dar batería para el resto del año y esperamos desplegarlos y utilizarlos en su totalidad a más tardar el primer trimestre del 2019. Las tres o cinco operaciones que estamos a punto de adquirir ocuparían sólo una parte de esos recursos”, precisó.

Como parte de su plan 20/20, Fibra Monterrey busca que su portafolio de propiedades industriales, de oficinas y comerciales llegue a los 20,000 millones de pesos para finales del 2020.

A la fecha, con las compras que realizará alcanzaría un valor de alrededor de 13,000 millones de pesos, con lo que llegarán a 65% de avance en su meta.

El fideicomiso anunció que el primer trimestre de este año realizó dos adquisiciones: un edificio de oficinas en Guadalajara y una nave industrial en Monterrey.

La emisión de Certificados Bursátiles Fiduciarios Inmobiliarios (CBFI) de Fibra Monterrey será parte del programa multivalor que aprobó la Comisión Nacional Bancaria y de Valores en mayor del 2017, por hasta 10,000 millones de pesos a un plazo de cinco años.

Ayer, sus CBFI cerraron con una apreciación de 2.57% en la Bolsa Mexicana de Valores, para llegar a los 12.35 pesos por papel. En lo que va del año presentan una baja de 0.88 por ciento.

Javier Llaca comentó que la incertidumbre por el proceso electoral de México y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) les afectará de manera indirecta, ya que sus propiedades están en dólares y el peso se ha depreciado frente a esa moneda.

judith.santiago@eleconomista.mx